Lanzamiento de cohete ruso: Transbordador espacial fuera de control que se precipita hacia la Tierra

·2  min de lectura
 (Dmitry Rogozin/Twitter)
(Dmitry Rogozin/Twitter)

Un cohete ruso fuera de control se precipita hacia la Tierra.

El cohete fue parte de una prueba realizada por la agencia espacial rusa la semana pasada. Si bien al inicio se proclamó como un éxito, la parte superior del cohete no se quemó correctamente y una sección del transbordador espacial ahora viene de regreso a la Tierra.

El desarrollo del cohete Angara A5 de Rusia ya ha enfrentado dificultades. Tuvo un primer vuelo exitoso en 2014, pero no se lanzó de nuevo hasta otro vuelo exitoso en 2020: el último lanzamiento fue el de seguimiento, y el último de sus vuelos de prueba se realizó con una nueva etapa superior montada sobre él.

Se suponía que esa etapa superior, llamada Persei, llevaría una carga útil ficticia a una órbita estable y más alta, como lo haría cuando se usa para lanzamientos completos. Pero eso no sucedió, y la etapa Persei y su carga útil comenzaron a caer de regreso a la Tierra.

Los rastreadores muestran que el objeto está a unas 87 millas (140 kilómetros) y cae a gran velocidad. Su velocidad y la naturaleza incontrolada del descenso hacen que sea difícil predecir dónde y cuándo podría caer.

Es probable que la mayoría de los escombros se quemen cuando el cohete llegue a la atmósfera, y cualquier pieza probablemente será muy pequeña como para causar daños importantes. Pero es otro ejemplo de desechos espaciales peligrosos que caen de regreso a la Tierra, luego de que un cohete chino monitoreado de cerca hizo el mismo viaje el año pasado, tras numerosas advertencias de expertos sobre el impacto de piezas de naves espaciales no controladas.

Al igual que ese cohete chino, el Long March 5B, se cree que la nave espacial rusa pesa unas 20 toneladas. Pero gran parte de la masa del nuevo cohete está compuesta de combustible propulsor, el cual se quemará en la atmósfera, lo que hará menos probable cualquier daño potencial.

El cohete de China al final cayó al Océano Índico, después de un descenso a la Tierra muy monitoreado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.