Cuando Laika voló por el cielo de México

·8  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 23 (EL UNIVERSAL).- La perra Laika fue el primer ser vivo en orbitar la Tierra. En 1957, después de un arduo entrenamiento junto a otros perros, fue elegida por los soviéticos para llevarla al espacio y comprobar si un ser vivo sería capaz de sobrevivir a un lanzamiento espacial.

Laika inició su viaje el 3 de noviembre de 1957, a bordo del satélite Sputnik II. Al poco tiempo murió; en un inicio se afirmó que su muerte fue unas horas después de haber iniciado el viaje y la causa habría sido por sobrecalentamiento. Sin embargo, en 2002, se reveló que Laika había fallecido por falta de oxígeno en el sexto día de su viaje.

Lanzar un perro al espacio fue todo un evento, que incluso tuvo sus connotaciones políticas, como EL UNIVERSAL registró, pues se consideró como un gran logro y fue festejado por comunistas y también usado como propaganda.

ROMA, 3 de noviembre.- El perro que va dentro del Sputnik II, ha sido adiestrado para alimentarse sólo cuando una campana automática suena, según informó hoy el corresponsal del órgano del Partido Comunista Italiano "Unita".

Se declaró que el perro es uno de muchos que recibieron adiestramiento intensivo especial.

"Ellos, los perros, han sido enseñados a alimentarse, sólo cuando suena un timbre, que está graduado para sonar a ciertos intervalos", declaró Giuseppe Boffa en una edición especial matutina dominical del "Unita".

No informó qué raza de perro es el lanzado al espacio.

La edición especial de "Unita" llevaba una enorme cabeza roja, anunciando el lanzamiento del Sputnik II.

ROMA, 3 de noviembre.- El perro que viaja a bordo del nuevo satélite soviético, fué (sic.) sometido a un entrenamiento especial, anunció hoy el periódico comunista italiano "L’Unitá" en un comunicado de su corresponsal especial en Moscú.

"De acuerdo con la teoría de los reflejos condicionados de Paulov, este perro ha sido acostumbrado a tomar sus alimentos al sonido de una campana que se producía a intervalos regulares". "Otros perros fueron ya lanzados a alturas muy elevadas en cohetes anteriores experimentados en la Unión Soviética", sigue diciendo el periódico italiano.

En general, los técnicos confiesan su ignorancia en cuanto al avance que los científicos y los ingenieros soviéticos puedan tener sobre los de los demás países.

No obstante, en dichos círculos científicos se cree que los soviéticos están muy adelantados en las cuestiones de cohetes ultrapotentes.

Este nuevo éxito de la ciencia soviética aumentará todavía consideran los observadores, el número de comunistas en Italia. El segundo "Sputnik", como el primero, se convierte en una efectiva arma de propaganda que es aprovechada por los comunistas.

Hoy pasará por México

France Presse

MOSCÚ, 3 de noviembre.- El gran Sputnik pasará por encima de México el día 4 de noviembre a las 22.26 (hora de Greenwich) o sea a las 16:26 hora local, según el horario comunicado hoy por la agencia Tass para los días 3, 4 y 5 del actual en las circunvalaciones del satélite alrededor de nuestro planeta.

Laboratorio volante

Corresponsal de la United Press

MOSCÚ, 3 de noviembre.- La Unión Soviética lanzó esta madrugada al espacio un nuevo satélite de poco más de media tonelada de peso que comenzó inmediatamente a girar alrededor de la tierra a una altura de 1,700 kilómetros y a una velocidad de unos 29,000 kilómetros por hora.

El nuevo y gran satélite lleva en su interior un perro y está equipado con toda clase de instrumentos científicos. Su órbita de 800 kilómetros es más alta que la del primer satélite, que continúa girando alrededor de la tierra, por debajo de él.

Radio Moscú informó que el nuevo satélite da una vuelta completa a la tierra porque hallándose a mucho más altura, su órbita es más grande que el primer satélite. El segundo satélite tarda más en dar la vuelta a la tierra porque hallándose a mucho más altura, su órbita es más grande y tiene por lo tanto que recorrer una distancia mayor.

El anuncio oficial sobre el nuevo satélite dice que pesa 508 kilómetros y 300 gramos y tiene una velocidad orbital de unos 8,000 metros por segundo.

Entre otros instrumentos, está equipado con transmisores de radio que envían señales en las frecuencias de 40,002 y 20,005 kilociclos, que equivalen a las longitudes de onda de 7.50 y 13 metros, respectivamente.

El vicepresidente del consejo astronómico de la Academia de Ciencias de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Boris V. Kukarkin, dio más información que la que contiene el anuncio oficial soviético.

Kukarnin declaró que "la zona de visibilidad y el tiempo durante el cual se puede ver el segundo satélite son mucho mayores que en el caso del primer satélite, porque gira a mucha más altura".

"El segundo satélite -dijo Kukarnin- se podrá ver probablemente de 10 a 12 minutos en cada uno de los puntos por los cuales pase. El primer satélite, en cambio, sólo puede verse de cinco a seis minutos".

70 estaciones

El hombre de ciencia soviético manifestó que en la Unión Soviética hay unas 70 estaciones de observación dedicadas a seguir al segundo satélite.

Refiriéndose a la enorme velocidad del "Sputnik II", dijo:

"Recorre en un segundo una distancia equivalente a la de dos diámetros de la luna. Eso hace doblemente difícil seguirle desde tierra".

El informe oficial soviético no especifica la forma que tiene el segundo satélite. Se limita a decir que "es la última fase del cohete portador".

Varias horas después de haberse lanzado el satélite al espacio se informó que el perro que va en su interior -en una cámara de aire acondicionado- se hallaba "bien".

El animal es un perro lobo grande, de la raza de los que se usan para tirar trineos en Siberia y Alaska.

Un científico soviético dijo que se tratará de traer a la tierra con vida al perro.

En un artículo que apareció en la revista "Aviación Soviética", el doctor W. Malkin ha hablado sobre el segundo satélite, que "el problema (...) el animal de prueba (...) gran importancia para la seguridad de los hombres que hacen vuelos interplanetarios".

"Los hombres de ciencia soviéticos -añade- han llevado a cabo una gran parte del (...) necesario para la solución de este problema".

Malkin dice que antes de lanzarse este segundo satélite, los hombres de ciencia soviéticos recuperaron a los perros lanzados al espacio en cohetes (...) paracaídas a las cabinas herméticamente cerradas en que estaban los animales".

El segundo médico añade, sin embargo, lo siguiente: "El complicado problema de conservar la vida animal en el satélite durante muchos meses, no se puede resolver en poco tiempo".

"Por consiguiente será un progreso importante lograr al menos obtener información sobre la situación general del animal, (...) los primeros días de (...) del satélite".

Malkin añade que "esa información abre verdaderas posibilidades para llevar a cabo vuelos interplanetarios".

El hombre de ciencia revela que el perro del satélite, además de hallarse en una cámara herméticamente cerrada, lleva alrededor del cuerpo ropa también herméticamente cerrada que está dotada de un aparato de oxígeno.

Si la cámara se rompe -explica Malkin- la ropa protegerá al animal y regulará la cantidad de oxígeno que reciba.

La revista publica una fotografía del perro con la ropa protectora.

Malkin dice también que los latidos del corazón y la respiración del animal se transmiten a la tierra por radio.

"Cada latido del animal -agrega- se registra en un electrocardiógrafo, después se amplifica y modulado se envía a la tierra".

El autor del artículo dice que el problema más importante que los hombres de ciencia soviéticos esperan resolver gracias a este animal es el que crea el hecho de que los objetos "carezcan de peso" a grandes alturas-.

Ese es uno de los problemas que deben resolverse antes de que el hombre pueda lanzarse al espacio sideral.

La estación de radio de Moscú dijo esta tarde que "la información preliminar muestra que el animal se comportó con calma durante las primeras horas de vuelo y que su situación general era satisfactoria".

Televisión en satélites

Un hombre de ciencia soviético dijo poco después en la misma estación que ahora se puede afirmar que habrá de llegar un día en que se lancen al espacio satélites dotados de transmisores de televisión que transmitan a los receptores de la Tierra vistas del espacio sideral.

Radio Moscú dijo que los transmisores del satélite funcionaban perfectamente.

Estaciones de radio, observatorios y aficionados de todo el mundo siguieron al satélite.

La transmisora de Moscú dijo que se están recibiendo con equipo telemétrico los datos científicos que envía el satélite.

"Las estaciones de la Tierra -añade- están registrando los datos que suministran los aparatos del satélite para el examen de los rayos cósmicos y la radiación solar dentro del campo de la onda de los Rayos Equis, de la onda corta y de la onda ultravioleta".

Los instrumentos que lleva el satélite pesan un cuarto de tonelada, esto es la mitad de su peso total.

El informe oficial soviético dice textualmente que el segundo satélite lleva lo siguiente:

"Instrumentos para estudiar la radiación solar en las regiones de la onda corta, la onda de los rayos ultravioleta y la onda de los rayos equis; instrumentos para el estudio de los rayos cósmicos; instrumentos para estudiar la temperatura y presión; un recipiente herméticamente cerrado con un animal experimental (un perro); un sistema de aire acondicionado, y alimentos e instrumentos para estudiar los procesos de la vida en el espacio cósmico".

Los hombres de ciencia y técnicos que participaron en la construcción del segundo satélite, "dedicaron su lanzamiento -dice el informe oficial soviético- al cuadragésimo aniversario de la Gran Revolución Socialista de octubre".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.