Lago Argentino. Un informe de peritos confirmó la presencia de hidrocarburos en las muestras de agua: la respuesta de la empresa

FIscal federal Julio Zárate, durante la toma de muestras de agua en el Brazo Rico
FIscal federal Julio Zárate, durante la toma de muestras de agua en el Brazo Rico - Créditos: @Fiscales.gob.ar

EL CALAFATE.- El juez federal de Río Gallegos, Marcelo Vázquez, ordenó retirar del agua un barco de la empresa que opera en el Brazo Rico del Lago Argentino, y dio lugar a la medida cautelar solicitada por el fiscal Julio Zárate, luego de que un informe pericial confirmó la presencia de hidrocarburos en las aguas de la zona del glaciar Perito Moreno. La medida es hasta que la Justicia cuente con un informe detallado que demuestre que la embarcación no afecta de forma negativa el recurso hídrico.

El juez dispuso además que la medida se sostenga hasta que se cuente con “un informe técnico detallado –que deberá ser realizado por personal especializado– que dé certeza de que la operatoria de este no afecte de forma negativa el ambiente en el cual realiza su funcionamiento”, informó ayer la Justicia a través de un comunicado publicado en la página del Ministerio Público Fiscal.

Imagen de las manchas del Brazo Rico, en el área donde tomaron las muestras de agua.
Imagen de las manchas del Brazo Rico, en el área donde tomaron las muestras de agua.

Vázquez ordenó a la Administración de Parques Nacionales la realización de un Informe Técnico de Contención, a fin de evitar la alteración negativa al recurso hídrico. “La fiscalía solicitó la medida cautelar luego de que el resultado de las medidas probatorias realizadas hace un mes confirmaran la presencia de hidrocarburos en aguas del lago Argentino”, explicó el comunicado.

Se trata del operativo en el que intervinieron el Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina (PFA), la División Unidad Operativa Federal Río Gallegos de la PFA y la Prefectura Naval Argentina (PNA), a través de su Departamento Científico Pericial, quienes extrajeron muestras de sustancias oleosas u otros líquidos presentes en las embarcaciones ubicadas en puerto Bajo Las Sombras y en muestras de agua de la zona del glaciar Perito Moreno.

Toma de muestras en el Brazo Rico, mayo 2024. Foto Archivo
Toma de muestras en el Brazo Rico, mayo 2024. Foto Archivo - Créditos: @Fiscales.gob.ar

El juez hizo lugar a la medida al entender que “en cuestiones como estas, donde se encuentra en juego la contaminación de un elemento de semejante vital importancia como lo es el agua, siempre subyace la necesidad de actuar con especial celeridad, más aún en casos que, importa la posible afectación y un trascendente impacto negativo en la integridad física de una colectividad indeterminada de personas, flora y fauna, así como también del ambiente en general; todo lo cual implica un estado de peligrosidad permanente de magnitudes inciertas, que debe ser resuelto de manera eficaz e inmediata”.

Las medidas probatorias permitieron establecer la existencia de un inconveniente en el motor de propulsión del buque turístico, que produjo manchas y dejó rastros de contaminación en las aguas del brazo Rico del lago Argentino. Uno de los informes realiza una descripción técnica genérica de las emisiones de buques con motor diésel y de las responsabilidades en cabeza de la Administración de Parques Nacionales.

El informe pericial realizado sobre las distintas muestras extraídas del agua del lago Argentino estableció la presencia positiva de HEM y SGT-HEM en los extractos de tres de las cinco muestras. La División Laboratorio de Ensayos Fisicoquímicos de la Superintendencia Federal de Bomberos de la Policía Federal Argentina –encargada del análisis– indicó que “ HEM se trata de material extraíble con hexano –solvente–, y que comúnmente se los hace llamar Aceites y Grasas” y que el SGTHEM “se trata de Hidrocarburos totales de Petróleo” .

Los peritos de la Policía Federal toman muestras de agua en el Brazo Rico.
Los peritos de la Policía Federal toman muestras de agua en el Brazo Rico. - Créditos: @Fiscales.gob.ar

Luego de que fueran publicados los primeros resultados en la página Fiscales.gob.ar LA NACION consultó a la empresa concesionara del Parque Nacional Los Glaciares, Hielo&Aventura, que opera en el área del Brazo Rico del Lago Argentino y propietaria del barco cuestionado y voceros de la misma afirmaron que no hay contaminación en el zona. “En el área del Glaciar Perito Moreno donde brindamos servicios turísticos no existió ni existe la contaminación aludida, la empresa posee y cumple con todos los certificados de habilitación de Parques Nacionales y Prefectura Naval Argentina”, detallaron desde la empresa.

En tanto que sostuvieron: “Contribuimos desde 1989 a la sustentabilidad del medio ambiente con acciones innovadoras y permanentes en su conservación y todos absolutamente comprobables, lamentamos que falsas e incorrectas observaciones de manchas de hidrocarburos afectan nuestra reconocida trayectoria de 35 años y producen malestar e inquietud a los turistas y sí, manchan el destino turístico de El Calafate”.

Desde Hielo & Aventura aseguraron: “Es nuestra voluntad cooperar con las autoridades competentes para esclarecer estos hechos y que sea resuelto de manera transparente”.

El caso

La presunta contaminación ambiental habría sido descubierta entre el 11 y el 12 de abril pasado cuando un guardaparque del Parque Nacional Los Glaciares detectó la presencia de manchas oscuras flotando en el agua, compatibles con rastros de aceite e hidrocarburos.

El primer hallazgo habría sido durante una recorrida por el cordón montañoso de Punta del Viento, mientras que, al otro día, el 12 de abril, fueron observados rastros sobre el cuerpo de agua del Brazo Rico del Lago Argentino, que atravesaban el lago desde la margen sur hasta la margen norte del brazo y se dispersaban en varios puntos cercanos al glaciar Perito Moreno y al puerto Bajo de las Sombras.

Además, un guardaparque informó que, cuando se encontraba de paseo a bordo de un barco que opera en la zona, este habría vertido un líquido y/o humo de color oscuro. La circunstancia fue puesta en conocimiento de la PNA, que inspeccionó el buque para evaluar la situación y corroborar lo manifestado por el guardaparque.

“Del análisis no surgieron deficiencias, ni tampoco se observaron manchas en el espejo de agua y/o contaminante en popa ni próximas al buque, sin perjuicio de que el buque paró operaciones para realizar la revisión de las plantas propulsoras por la posible emisión de hollín; no volvió a operar y quedó inactivo en el muelle”, detalló el comunicado del Ministerio Público Fiscal.

Por pedido de la fiscalía, y con colaboración de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra el Medio Ambiente (Ufima), a cargo del fiscal general Ramiro González, se realizaron medidas probatorias para determinar las sustancias vertidas en el agua, como también se instruyó sumario penal por la presunta infracción a la ley 24.051, de residuos peligrosos.