Lagarde cree que el cambio climático es parte del mandato principal del BCE

·4  min de lectura

Fráncfort (Alemania) 4 jun (EFE).- La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, considera que el cambio climático influye en la inflación y por ello es parte del mandato principal de la entidad de garantizar la estabilidad de los precios.

En la conferencia virtual Cisne Verde sobre los riesgos del cambio climático, Lagarde dijo este viernes que espera que haya consenso en el Consejo de Gobierno de que es necesario medir el impacto del cambio climático en la inflación, en los tipos de interés y en el valor y el riesgo de los activos que mantiene el BCE.

La entidad adquiere deuda pública y privada de la zona del euro para impulsar la economía. También acepta bonos y préstamos como garantía en sus operaciones de liquidez.

CISNE VERDE

La conferencia Cisne Verde ha sido organizada por el Banco de Pagos Internacionales (BPI), el Banco de Francia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Red para la Ecologización del Sistema Financiero de bancos centrales y supervisores.

El BPI, con sede en la ciudad suiza de Basilea, utilizó en la gran crisis financiera en 2008 la imagen del cisne negro como metáfora de eventos que tienen un impacto catastrófico en el sistema financiero.

Ahora, con el cisne verde, el banco que apoya a todos los bancos centrales del mundo alude a una posible crisis financiera provocada por el cambio climático y el calentamiento global.

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA INFLACIÓN

El gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, dijo en la conferencia que el cambio climático está vinculado directamente con el mandato principal del BCE.

Recordó que la subida reciente de la inflación en la eurozona es por el aumento de los precios de la electricidad en España, debido a la ola de frío en invierno, y por las medidas del Gobierno alemán para reducir las emisiones de CO2.

Algunas de estas medidas fueron la introducción de certificados de emisiones de carbono en los sectores de transporte y de calefacción en Alemania, que impulsó al alza los precios de los productos de refino de petróleo y del gas.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, afirmó el miércoles en esta conferencia que el cambio climático y las medidas para afrontarlo "pueden afectar a la inflación, la producción y los tipos de interés".

Se refería al hecho, por ejemplo, de que empresas situadas cerca de ríos pueden sufrir inundaciones, que interrumpan su producción, y una subida de los impuestos al carbono puede incrementar los costes de producción y reducir la rentabilidad de una compañía.

Weidmann considera que los bancos centrales deben entender las implicaciones del cambio climático para la estabilidad de los precios y para la política monetaria y deben ampliar sus herramientas analíticas de forma adecuada.

Como supervisores y guardianes de la estabilidad de precios, pueden ayudar a asegurar que los bancos comerciales incorporan los riesgos por el clima en su gestión de riesgo, dijo Weidmann, que con frecuencia había considerado hasta ahora que el clima no formaba parte del mandato de los bancos centrales.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, prevé que las políticas para lograr una economía de emisiones de carbono neutral pueden afectar a la volatilidad de la inflación general.

Por ello, el cambio climático y las medidas para combatirlo pueden afectar la capacidad de los bancos centrales de lograr la estabilidad de precios por su impacto en la tasa de interés natural, que es una importante tasa de referencia para los bancos centrales cuando establecen el nivel de sus tipos de interés, según Hernández de Cos.

RECOPILACIÓN DE DATOS SOBRE RIESGOS

El gobernador del Banco de España reconoció que hay "muchas limitaciones" en la capacidad de medición de esos riesgos" porque existen pocas bases de datos armonizadas para entender los riesgos.

Por ello es necesario recopilar datos concretos de calidad sobre las exposiciones de los bancos a los riesgos por el clima, datos concretos por localización, sector y a empresas.

En este sentido, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, dijo que no existe todavía "una uniformidad de estándares" y que hay 200 sistemas, que deben reducirse.

¿QUÉ ES VERDE?

En lo que va de año, 140 instituciones financieras han invertido 203.000 millones de dólares en bonos y préstamos de proyectos verdes, según cifras de Georgieva.

El director general del Banco de Pagos Internacionales (BIS), el mexicano Agustín Carstens, cuantificó que el valor de los bonos calificados de verde llegó a casi 1,2 billones de dólares a finales de 2020.

Pero estas calificaciones no son claras y no garantizan que los emisores emitan poco carbono o reduzcan sus emisiones.

Por ello es importante establecer sistemas fiscales similares y desarrollar estándares que permitan a los inversores entender los beneficios medioambientales de los activos calificados de verdes, según Carstens.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.