Lady Di tenía este sueño frustrado que Harry está cumpliendo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lady dI AND Prince Harry wearing the uniform of the Parachute Regiment of the British Army in the garden of Highgrove House in Gloucestershire, 18th July 1986. He is accompanied by his mother, Diana, Princess of Wales (1961 - 1997). (Photo by Tim Graham/Getty Images)
Cuando Harry era pequeño, Lady Di tenía un sueño. Ahora que es un hombre adulto, él lo está viviendo.(Photo by Tim Graham/Getty Images)

El hijo menor de Lady Di siempre dice que su madre hubiese estado muy orgullosa de él y, conociendo a Diana de Gales, seguro que su querido Harry tiene toda la razón.

Después de todo lo único que ha hecho el pelirrojo príncipe es ser fiel a sí mismo y romper con el futuro que tenía planificado prácticamente desde que nació. Claro que esta ruptura también implica el abandonar ciertas responsabilidades pero él mismo ha dicho que se sentía en una cárcel y que cuando llegó Meghan Markle a su vida, todo cambió a mejor.

Si Harry sentía que no aprovechaba su vida viviéndola a su manera, ¿qué mejor paso a dar que ser honesto consigo mismo y con su familia, cruzar el charco e irse? Eso hizo. ¿Le criticaron? Mucho. Pero, ¿sabes? quizá él está viviendo lo que su madre jamás logró vivir y siempre anheló en su foro interno.

Vanity Fair’ recoge que Diana de Gales siempre soñó con Hollywood, mucho antes de que Harry creciera. La princesa amaba el mundo del espectáculo e incluso planeaba mudarse a vivir en la casa de Julie Andrews, situada nada menos que en Malibú.

En el especial televisivo ‘Lo que no ves de mí’ Harry ha confesado que: “Llevo la vida que ella habría querido vivir, la vida que ella quería que pudiéramos tener” y eso incluye, según el citado medio, dedicar su tiempo a crear historias audiovisuales sobre temas que le interesan.

La revista recoge que Meghan y Harry tienen la libertad de: “Empezar a contar historias que son importantes para ellos: todo lo cual, según cineastas, periodistas y miembros del sector de los medios que la conocieron, se parece muchísimo a los objetivos que se había marcado la princesa Diana antes de morir en 1997.”

La esposa del príncipe Carlos perdió la vida antes de poder dar ese supuesto salto a Hollywood para usarla narrativa cinematográfica como herramienta para expresarle sus intereses al mundo. Sabiendo como era Diana Spencer, muy probablemente hubiese hecho documentales de denuncia social y con fines solidarios dado que su gran corazón siempre estaba con los más necesitados.

Lo del arte en sus distintas ramificaciones le viene a Lady Di desde pequeña ya que su padre era un gran aficionado a la fotografía, además, a ella le encantaba el teatro, la música, y de pequeña incluso bailaba claqué y tocaba el piano.

Conocido es su amor hacia el ballet y es que, desde que en su adolescencia quedó prendada por ‘El lago de los cisnes’, la disciplina la fascinó y la cultivó durante toda su vida. El citado medio recoge que la propia Lady Di explicaba como: “Así siempre liberaba muchísima tensión mental” y confesaba que “La verdad es que quería ser bailarina, pero al crecer me pasé mucho con la estatura”.

Además de esto, Diana creció fascinada por los actores de telenovela y los grandes músicos como Michael Jackson, Eric Clapton o Elton John entre muchos otros. No era una ‘royal’ apartada del mundo ni de la cultura pop sino todo lo contrario y ahora Harry vive en los mismos barrios que todos los artistas de moda de fama mundial que Diana quizá hubiese adorado.

Andre Morton, autor de “Diana: su verdadera historia”, asegura que a cuando el divorcio con Carlos se hizo público en los 90s, ella se encerró en su apartamento y se rodeó de fotos que tenía con gente famosa en la que se apoyaba. Artistas de la talla de Liza Minnelli o Elton John así como unas fotografías de sí misma imitando a Audrey Hepburn en ‘Desayuno con diamantes’.

‘Vanity Fair recoge que: “Según Tina Brown, la princesa fue teniendo cada vez más claro que, para ella, la única manera de escapar de la burbuja de la familia real era meterse en otra. “Diana aspiraba a sustituir lo que había tenido cuando aún era una princesa casada por una versión en superestrella de lo mismo, una vida de aislamiento protegido”, sostiene Brown. “Había cambiado la flema y la frialdad de los cortesanos y sirvientes por el equivalente en Hollywood, por esa clase de servidores de las celebridades que son los terapeutas de sanación, los astrólogos, los acupuntores, los peluqueros…”.

Es entonces cuando empezaba a vislumbrar una posible vida feliz en Estados Unidos, en la casa de Malibú de Julie Andrews e incluso su mayordomo, Paul Burrell, vio los planos de la misma: “Nos sentamos en el suelo y extendimos todos los mapas y dibujos de la casa. ‘Esta será nuestra nueva vida, va a ser una auténtica maravilla, piensa en cómo podrán vivir los chicos, aquí en Estados Unidos nadie te juzga, no hay sistema de clases, no está el establishment’”, decía Lady Di según su mayordomo.

Teniendo en cuenta toda esta información y testimonios, no es de extrañar que Harry sienta que su madre hubiese estado muy orgullosa de su toma de decisiones dado que, al parecer, ha seguido el plan de ruta que el terrible accidente de tráfico le arrebató a su Diana.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.