El pueblecito de Málaga donde Lady Di se resguardó del chaparrón más duro

·3  min de lectura
Lady Di during her visit to Leicester, to formally open The Richard Attenborough Centre for Disability and Arts. 27/05/1997 Picture: John Stilwell/PA Photoso   (Photo by John Stillwell - PA Images/PA Images via Getty Images)
Lady Di se cobijó en Málaga durante su divorcio de Carlos de Inglaterra (Photo by John Stillwell - PA Images/PA Images via Getty Images)

Lady Di vivió muchos años expuesta a ser carnaza de los tabloides ingleses por haberse enamorado del príncipe Carlos, un hombre que posteriormente marcaría su vida para mal a pesar de ser el padre de sus dos hijos, William y Harry.

La princesa Diana era un pájaro libre al que la presión de la monarquía terminó cortándole las alas y aunque gozaba del cariño y el amor de un entregado pueblo que la admiraba por su ternura, su rebeldía y su solidaridad con los desamparados, también hubo épocas muy oscuras hasta su trágica muerte.

Sin duda el peor momento de la vida pública de Lady Di fue su separación del príncipe Carlos. Ella, estando en pleno ojo del huracán, decidió sentarse en un programa de la BBC ha conceder esa histórica entrevista en la que confesó que en su matrimonio, eran tres.

Diana de Gales hizo alusión a la presunta amante de su marido que, en breve, podría convertirse en reina consorte con el beneplácito público de Isabel II y es que, aunque todo empezara con mal pie, Camilla Parker-Bowles ha sabido encontrar su sitio como ‘royal’ gracias a su discreción y entrega a la institución.

Pero, volviendo a Diana, en aquel entonces era una mujer no solo desolada a nivel sentimental sino también perseguida sin tregua por la prensa de su país así que decidió poner tierra de por medio y marcharse a España.

Lady Di, fiel a su discreción y a su atención por la belleza de las pequeñas cosas, no eligió una gran ciudad para que pasara el chaparrón, lejos de decantarse por Madrid o Barcelona, Diana escogió una hermosa finca en un lugar de ensueño, en Málaga.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

No fue en Málaga capital sino en un municipio andaluz llamado Benahavís, un pueblo que parece sacado de un cuento de hadas. En Benahavís Diana encontró cierta paz en la tempestad y es que las calles blancas, estrechas, llenas de coloridas macetas y las plazas soleadas eran su amparo allí.

En el lugar hay urbanizaciones de lujo, restaurantes, campo de golf pero, sobre todo, naturaleza. Es un pueblo con turismo pero que ha sabido conservar ese sabor auténtico y es que se encuentra en un punto privilegiado de la Costa del Sol, entre Marbella y Estepona.

Lady Di se cobijó en un cortijo llamado Torre de Tramones, es una villa de lujo que hoy en día pertenece al secretario de Medio Ambiente de Gan Bretaña, Zac Goldsmith. Esta finca se encuentra junto a una de las torres del Castillo de Montemayor, de historia morisca y antigua fortaleza de defensa.

Cuando Diana se alojó allí la finca era todavía del padre de Goldsmith y Lady Di fue atendida con todo mimo y lujo de detalles por la hermana de Zac, Jemima. Ese fue su lugar perfecto para desconectar y verse protegida de los paparazzi dado que Torre de Tramones está cobijada por la Sierra de las Nievas y la naturaleza fue el mejor aliado de Diana para perderse y renacer.

En dicho cortijo pueden hospedarse 13 personas y actualmente es como un refugio de lujo para los más privilegiados, sin ir más lejos se rumorea que Boris Johnson pasará allí parte de su verano dado que es amigo personal del actual dueño y es que, viendo la preciosidad que es Benahavís y Málaga en general, no me extraña que Diana de Gales eligiera ese hogar para transitar su dolor en el peor momento de su vida.

Te puede interesar...