Ladrones de esculturas las venden como chatarra, precio es invaluable

·2  min de lectura

ZINACANTEPEC, Méx., junio 28 (EL UNIVERSAL).- Una obra de arte puede quedar reducida a la venta de chatarra por kilo y obtener por lo mucho 8 mil pesos, cuando su precio real puede ser invaluable, lamentó Gabriela Ponzanelli, quien forma parte de una familia de escultores, al conocer el robo de la escultura de bronce del astronauta mexicano, José Hernández Moreno.

El costo promedio de una escultura de un personaje en tamaño natural es de al menos 300 mil pesos, pero depende mucho del autor, señaló Gaby Ponzanelli.

El robo de esculturas para la venta del bronce por kilo, es un fenómeno cada vez más frecuente, lamentó la artista.

En el Valle de México el costo del bronce por kilo es de 113 a 130 pesos, de acuerdo a cotizaciones realizadas por EL UNIVERSAL en empresas recicladoras.

Sin embargo, los ladrones de esculturas venden estas obras cómo si fuera chatarra en 80 y hasta en 50 pesos el kilo, señaló la artista.

Una escultura de bronce en tamaño natural puede pesar 100 kilos si está hueca y hasta 500 kilos si está rellena, indicó.

Por ello estos ladrones podrían lograr de 8 mil hasta 65 mil pesos, al vender una obra como chatarra, aseveró la artista.

La madrugada del sábado 26 de junio, fue robada la escultura del astronauta mexicano José Hernández Moreno, cuyo autor no aparece en la placa del pedestal, en la Plaza Estado de México "Grandes Valores", en este municipio mexiquense de Zinacantepec.

El robo fue denunciado ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México por autoridades de Zinacantepec, quienes señalaron que en dicho parque hay vigilancia, por parte de policías municipales y de Guardia Nacional y que permanece cerrado por las noches, según indicó Karina Montes de Oca directora del Instituto municipal del deporte.

Para rastrear a los ladrones de la escultura que literalmente cortaron el cuerpo del astronauta y sólo dejaron sus botas, autoridades revisan videos de la central de emergencias C-2 , indicó Karina Montes de Oca.

El astronauta mexicano, José Hernández Moreno, "el cosechador de estrellas", es hijo de inmigrantes campesinos, quien gracias a su esfuerzo y perseverancia pudo realizar su sueño, viajar al espacio.

En 2008 logró ser seleccionado junto con otros siete científicos para formar parte de la misión 128 de la Nasa, en la que se realizaron experimentos científicos en bien de la humanidad", señala la placa conmemorativa instalada por el gobernador Eruviel Ávila Villegas el 7 de septiembre del 2015, cuando develó la obra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.