Lacalle Pou prepara su toma de posesión como presidente de Uruguay

Montevideo, 29 Feb (Notimex).- Mandatarios y líderes de Latinoamérica y Europa han confirmado en el transcurso de este sábado su asistencia a la toma de posesión del representante del Partido Nacional Luis Alberto Lacalle Pou como presidente de Uruguay, programada para el domingo.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, anunció en su cuenta oficial de Twitter su visita a Montevideo para la ceremonia de Lacalle Pou y destacó que “México le desea éxito y le manifiesta los mejores deseos de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)”.

Quien ya se encuentra en Uruguay es el rey de España, Felipe VI. El miembro de la familia real llegó desde el viernes en la noche al Aeropuerto Internacional de Carrasco y fue recibido por el futuro ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Talvi, y el embajador uruguayo en Madrid, Francisco Bustillo.

El diario uruguayo El País narró que Felipe VI y Lacalle Pou sostuvieron una reunión al mediodía donde Talvi estuvo presente y, en conferencia de prensa, habló sobre los proyectos que ambos dirigentes tienen en mente como un posible acuerdo con la Unión Europea (UE) y retomar el diálogo con Venezuela. Posteriormente, los mandatarios almorzaron en privado.

Luis Lacalle Pou pondrá fin a los gobiernos de izquierda en el país, los cuales se mantuvieron en el poder por cerca de 15 años.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, también confirmó su asistencia a la toma de posesión. Lo hizo a través del secretario de Negociaciones Bilaterales y Regionales de las Américas, Pedro Miguel da Costa e Silva.

Según el funcionario, la visita de Bolsonaro simboliza una nueva etapa en la relación de su país con Uruguay. Sin embargo, la delegación brasileña no anunció ningún encuentro bilateral previsto con Lacalle Pou.

Quien no participará en la ceremonia del domingo es el presidente argentino, Alberto Fernández. El mandatario anunció que enviará una delegación diplomática a la toma de posesión debido al inicio de sesiones del Congreso de la Nación, lo cual tendrá lugar en la misma fecha.

El futuro presidente de Uruguay lidera a sus 46 años una coalición de derecha en la que ha buscado conjuntar la postura del centro con militares, liberales, conservadores, religiosos y grupos críticos de gobiernos anteriores. Según informaron medios locales, una de sus grandes pruebas serán las políticas para la economía uruguaya.

-Fin de nota-

NTX/I/DFG/JGM