Lacalle Pou será el próximo presidente de Uruguay: alcanzó la ventaja necesaria sobre Martínez

LA NACION

MONTEVIDEO.- Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, sumó 3090 votos en una primera revisión de los votos en el segundo escrutinio lo que le dio una ventaja insuperable sobre Daniel Martínez, del oficialista Frente Amplio. Este resultado lo convierte en el próximo presidente de Uruguay a partir del 1° de marzo, según informó el diario El País.

Martínez en ese mismo conteo ganó 1137 votos entre los 13 departamentos que recibieron escrutinio.

Por primera vez en 15 años, gobernará el país un presidente que no pertenece al partido Frente Amplio.

Las elecciones del 27 de octubre abrieron la puerta a un ballottage extremadamente reñido. El primer conteo del total del padrón otorgó a Lacalle Pou el 48,71% de los votos (1.168.019), y el 47,51% a Martínez (1.139.353). La diferencia entre los dos candidatos fue de 28.666 votos y los observados se registraron en 35.229 boletas.

Pero con la diferencia de votos entre los candidatos y la cantidad de votos observados y la posibilidad de los partidos de impugnar los votos anulados, Martínez solo podía revertir el resultado de la elección en caso de adjudicarse el 91% de esos sufragios.

Los votos observados son aquellos que fueron realizados por personas que no sufragaron dentro del circuito establecido por la Corte Electoral. Son válidos, pero se hacen efectivos en el segundo escrutinio. Un voto observado puede asignarse a un candidato o quedar en blanco o anulado.

"Uruguay es un gran país, construido por mucha gente durante muchos años. Está bien la pasión, querer ganar, pero levantemos un poco la mira. Obviamente hay muchas cosas para cambiar, muchas cosas que están mal, muchos uruguayos sufriendo, pero la base nacional la construyeron muchos hombres y mujeres de muchos partidos, y eso es por suerte lo que nos diferencia y lo tenemos que cuidar'', manifestó Lacalle Pou tras el resultado de la primera vuelta.

Luis Alberto Aparicio Alejandro Lacalle Pou nació el 11 de agosto de 1973, un mes después del golpe de Estado que dio inicio a una dictadura militar hasta 1985. Luis Alberto por su padre, y por su bisabuelo, el caudillo Luis Alberto de Herrera, que batalló décadas para llevar a su Partido Nacional al triunfo electoral en 1958 luego de casi un siglo de gobiernos del Partido Colorado. Aparicio, por el revolucionario blanco que lideró revueltas en el campo contra gobiernos colorados por reclamos de coparticipación y reformas electorales, y terminó muerto en batalla. Y Alejandro por su abuelo materno, otra familia blanca, la de los Pou-Brito del Pino.

Fue diputado en tres períodos seguidos (2000-2015), candidato presidencial en 2014 y senador (2005-2019). Arrancaría rodeado de amigos en los que confía totalmente, porque de aquella adolescencia en la residencia oficial le quedó una lección: "Durante la presidencia de mi viejo conocí a los que son los alcahuetes del poder, esos que son los primeros en llegar y también los primeros en irse; me di cuenta de lo que es un amigo, ese que está cuando tiene que estar".