Laborista Corbyn muestra tono de campaña y critica a la clase dirigente británica

Por William James
El líder laborista Jeremy Corbyn tras dar un discurso en Londres, abr 20, 2017. El líder opositor Jeremy Corbyn prometió el jueves derrotar al "cartel" enquistado en el corazón de la política británica, convirtiéndose en el candidato anti-establishment de cara a una elección anticipada convocada por la primera ministra Theresa May. REUTERS/Toby Melville

Por William James

LONDRES (Reuters) - El líder opositor Jeremy Corbyn prometió el jueves derrotar al "cartel" enquistado en el corazón de la política británica, convirtiéndose en el candidato anti-establishment de cara a una elección anticipada convocada por la primera ministra Theresa May.

La promesa, que sería cumplida a través de un alza de impuestos a los ricos y mano dura contra las empresas más poderosas, estableció el tono que tendrá una campaña en la que el experimentado político de izquierda tratará de desafiar las encuestas de opinión que apuntan a una fuerte derrota.

En medio de una lucha por afirmar el control sobre su propio Partido Laborista, que se encuentra muy dividido, y convencer al país en general, Corbyn busca aprovechar la frustración de los votantes con la élite política.

"Esto es la clase dirigente contra el pueblo y es nuestro deber histórico asegurarnos de que la gente se imponga", dijo Corbyn a sus partidarios en el centro de Londres. "No aceptamos que sea natural que Reino Unido sea gobernado por una élite", añadió.

La líder conservadora May llamó el martes sorpresivamente a elecciones anticipadas para el 8 de junio, tres años antes de lo programado, para capitalizar una desplome en el apoyo al Partido Laborista y lograr un mandato más fuerte para impulsar las complejas conversaciones de divorcio con la Unión Europea.

Mientras May intenta centrar el debate en el "Brexit", Corbyn está tratando de aprovechar el fuerte sentimiento anti-establishment revelado el año pasado en el referendo sobre la membresía de Reino Unido en la UE e hizo eco de la retórica de Bernie Sanders y Donald Trump durante la campaña electoral del año pasado en Estados Unidos.

"¿Cómo se atreven a estrellar la economía con su temeridad y codicia y luego castigar a quienes no tuvieron nada que ver con ello?", se preguntó Corbyn, en referencia a la crisis financiera 2007-2009.

Las encuestas de opinión anticipan un triunfo cómodo de May frente a los laboristas, lo que de concretarse le permitiría a la primera ministra limitar la posibilidad de que el Parlamento bloquee o reduzca su plan para que Reino Unido abandone el mercado único de la UE y dé prioridad al control inmigratorio.

(Editado en español por Rodrigo Charme)