La venta de agua a futuro en un lugar que avanza hacia la sequía: ¿Es ético? ¿Hay que preocuparse?

·6  min de lectura
LOS OLIVOS, CA - JULY 12:  Despite the recent Covid-19 pandemic surge and a struggling California business climate, life in the agricultural and rural areas of inland Santa Barbara County has been relatively unchanged as the overhead irrigation waters row crops on July 12, 2020, near Los Olivos, California. Because of its close proximity to Southern California and Los Angeles population centers, combined with a Mediterranean climate, the rural coastal regions of Santa Barbara County have become recognized as a premium agricultural center, grape growing region and major tourist destination. (Photo by George Rose/Getty Images)
El sector agrícola es el principal consumidor de agua de California, estado que comenzó a comercializar el líquido en los mercados a futuro. La imagen muestra el riego en los cultivos cerca de Los Olivos, condado de Santa Bárbara, California. (Photo by George Rose/Getty Images)

La negociación del agua en los mercados de futuros estadounidenses en un hecho. Los partidarios y detractores de las transacciones del líquido argumentan sus posiciones mientras el grupo CME se posiciona como el líder de los contratos con vencimiento en el 2021del multimillonario mercado.

Esto no significa que se están privatizando todas las fuentes de agua del planeta.

El agua como materia prima negociable se limita al estado de California, donde el crecimiento de la población, la contaminación, las sequías, los incendios y el cambio climático tendrá un impacto negativo en la disponibilidad del líquido.

El precio de los futuros de agua rondaba los 496 dólares por acre-pie, que es la medida usada en Estados Unidos para cuantificar la cantidad de agua que se necesitaría para cubrir un acre de tierra (unos 4.046,86 mtr2), equivalente al tamaño de un campo de fútbol americano.

Otra manera de entenderlo es que en el mercado CME se negocian a 496 dólares en 2020 1.233.481 litros de agua que utilizarán el próximo año. Los que compren hoy amarrarán un precio que probablemente subirá en 12 meses.

Se prevé que estas negociaciones se limiten a las grandes consumidores de agua, como las corporaciones agrícolas y las compañías de servicios.

¿Cuál es la situación del agua en California?

Una familia californiana promedio consume entre 1 y 1,5 acre-pie de agua al año.

Las precipitaciones anuales en California rondan los 193 millones de acre-pie al año, tanto de lluvia como de nieve. Una dificultad es que en algunas partes hay mucha más agua que en otras porque es un estado extenso y con una gran diversidad geográfica, dijo Aquapedia, de la organización Water Education Foundation.

En la Costa Norte de California tienen una precipitación anual de 90 pulgadas (228,6 cm) mientras que en el Death Valley apenas caen 2 pulgadas (5,08 cm).

Otro problema es que gran parte de esas precipitaciones se evapora, dejando a California con un abastecimiento promedio anual de 78 millones de acre-pie de agua superficial, que incluye el agua que proviene de los ríos Colorado y Klamath.

(Video) Los 10 países con menor acceso al agua potable

De ese total, entre 28 y 35 millones de acre-pie son usados en la agricultura, 7,9 millones en las ciudades e industrias y 26 millones en el ambiente.

El Departamento de Recursos Acuíferos de California actualiza cada 5 años el Plan del Agua para guiar a los funcionarios públicos a diseñar políticas que protejan ese vital recurso.

Y las predicciones no son alentadoras. La nieve acumulada sobre Sierra Nevada, que representa la principal fuente de agua del estado, podría reducirse hasta un 40 por ciento para el 2050.

"El aumento de las temperaturas y el derretimiento de la nieve aumentará la presión sobre los sistemas hidrológicos en el futuro", dice el plan.

Esa escasez llevará a un escenario complicado que obligará a la extracción masiva de aguas subterráneas, dejará a algunas comunidades sin acceso a fuentes de agua potable y deteriorará los sistemas de distribución, lo que hará que el suministro del líquido sea inestable.

El plan dice que "el estado necesita priorizar y financiar inversiones sostenibles y a largo plazo en sistemas de gestión del agua y protección del ecosistema".

La visión del inversionista

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ante la certeza de que el suministro del agua será un problema, los inversionistas han picado adelante e incluyeron al agua como un "commodity" que puede ser negociado a futuro.

Los que objetan la medida consideran que ahora el agua estará a la merced de los mercados.

El experto en valores y miembro del grupo Ecologistas en Acción Luís Flores explicó a la publicación El Salto que al ser un bien cada vez más escaso, “su precio en el medio-largo plazo solo puede subir”, ya que desde el punto de vista del inversor es una apuesta clara y segura, como ya ocurrió con las tierras cultivables y otros alimentos básicos.

Flores también advirtió que, aunque en la actualidad las negociaciones de futuros de agua sólo afecta a California, existe el peligro de que se convierta en una tendencia mundial.

Otra interpretación de lo que ocurre es que se trata de un paso más hacia la privatización del uso del agua, aunque el acceso al agua es un derecho humano fundamental.

Liliana Pineda, de la Plataforma Contra la Privatización del Agua, explicó que “cuando se habla de derechos del agua, se habla de derechos privados, ya que el agua pública no es un bien titularizable y no debería serlo”.

Los detractores de la medida creen que los municipios que necesiten dinero otorgarán concesiones sobre el acceso al agua, y los que logren las concesiones privatizará su uso.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Otros aplauden la medida, como el analista Alejandro Nieto, que no entiende cuál es el motivo de tanta alharaca.

"Lo que comienza a cotizar en la bolsa de Chicago (en el CME), es el futuro del precio del arrendamientos y ventas de derechos de agua de las transacciones de las cinco mayores regiones de California. Es decir, antes de que este contrato de futuros (llamado Nasdaq Veles California Water Index, NQH20) se indexara ya se negociaban contratos privados de derechos de agua. La única diferencia es que esto se hacía de forma privada, y no en un mercado de valores donde las transacciones son transparentes", escribió para Magnet.

Sobre el debate de que los futuros afectan al precio, Nieto señaló que algunos estudios recientes afirman que esta cotización de futuros no afecta al precio del bien sino que reduce su volatilidad al estabilizar las fluctuaciones de precio.

Habrá que esperar para ver las consecuencias que la venta de futuros de agua tendrá para la población de California, pero no son pocos los que piensan que existe el peligro real de que se está transformando un derecho básico en un lujo que pocos podrán pagar.

Historias que también pueden interesarte:

El agua como bien financiero: ¿cómo sería la aplicación de este modelo en la Argentina?

¿Por qué invertir en inmuebles es más rentable en estos tiempos?

Brasil liderará a medio plazo la producción agrícola mundial, dice exministro

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.