La UE reforzará controles a dinero y oro para frenar "financiación del terrorismo"

Por Francesco Guarascio
La Comisión Europea propuso el miércoles reforzar los controles a los envíos de dinero y metales preciosos desde fuera de la UE, en un intento de cerrar una de las rutas de financiación de atentados en el continente. En la imagen, una bandera europea ondea en Gibraltar, el 27 de junio de 2016. REUTERS/Jon Nazca

Por Francesco Guarascio

BRUSELAS (Reuters) - La Comisión Europea propuso el miércoles reforzar los controles a los envíos de dinero y metales preciosos desde fuera de la UE, en un intento de cerrar una de las rutas de financiación de atentados en el continente.

La decisión se produce después del atentado del lunes contra un mercado navideño en Berlín, donde murieron 12 personas al arrollar un camión a la multitud. Se integra dentro del "plan de acción contra la financiación terrorista" presentado por la UE tras los atentados de París de noviembre de 2015.

En virtud de las nuevas propuestas, las autoridades aduaneras de los países de la Unión Europea podrán reforzar las comprobaciones del dinero y tarjetas prepago transferidas a través del correo o envíos de carga.

Las autoridades también podrán incautarse de efectivo o metales preciosos que porten sospechosos que entren en la UE.

Quienes lleven más de 10.000 euros en efectivo ya han de declararlo antes de entrar en la UE. Las nuevas normas permitirán a las autoridades retener el dinero cuando esté por debajo de ese límite "siempre que haya sospechosos de actividad criminal", dijo la Comisión en una nota.

"Con las propuestas de hoy, reforzamos nuestros medios legales para dar al traste y cortar las fuentes financieras de terroristas y criminales", dijo el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans.

Las autoridades de la UE dijeron que algunos de los recientes atentados en Europa fueron perpetrados con fondos limitados, algunos enviados desde fuera de la UE por redes criminales.

La Comisión también propone una nueva legislación común para los 28 países de la UE sobre congelación de "recursos financieros de los terroristas" y sobre la confiscación de activos incluso de aquellos que se piense que están relacionados con criminales.

Para impedir el lavado de fondos ilegales, Bruselas quiere también que los países de la UE acuerden unas reglas mínimas comunes sobre lavado de dinero, con el propósito de impedir que los delincuentes exploten las diferencias legales entre distintos países de la UE.

Las fuerzas de seguridad del bloque podrán también intercambiar información más eficazmente sobre delincuentes según una nueva revisión prevista del sistema europeo de intercambio de información.

Las propuestas necesitarán la aprobación de los países miembros y del Parlamento Europeo para convertirse en ley.