La tragedia de las 'armas fantasma': un chico de 13 años las armaba y vendía hasta que mató con una a su hermana

·4  min de lectura

Una tragedia se cobró la vida de una adolescente de 14 años luego de que su hermano, de 13, protagonizó una perturbadora y a la vez absurda saga de fabricación, venta y uso de armas de fuego de la modalidad denominada “fantasma”.

Una “pistola fantasma” es un arma de fuego que puede ser ensamblada en casa con partes compradas vía internet, sin número de serie y por ello muy difíciles de rastrear. Ese tipo de armas ha proliferado en años recientes en Estados Unidos y numerosas voces en la sociedad han pedido que se regulen de modo severo, incluso que se prohíban.

"Pistolas fantasma" decomisadas en Washington DC por la policía. Esas armas se compran por partes, sin número de serie, y luego son ensambladas, vendidas y usadas en actos violentos en grandes cantidades en EEUU. (Getty Images)
"Pistolas fantasma" decomisadas en Washington DC por la policía. Esas armas se compran por partes, sin número de serie, y luego son ensambladas, vendidas y usadas en actos violentos en grandes cantidades en EEUU. (Getty Images)

Pero para un adolescente de 13 años, las pistolas fantasmas parecían un buen negocio y el chico, pese a lo peligroso e inquietante del asunto, se dedicó a armar esa clase de armas y a convertirse en un improvisado vendedor de ellas. Todo, alguien podría suponer, para hacerse de un puñado de dólares y sentir el ardor de la adrenalina.

Pero todo se descarriló y el asunto se saldó con muerte y desesperación. Según narró The Washington Post, el adolescente, residente en el estado de Georgia, ensamblaba armas fantasma y las vendía no solo en su localidad, el Condado Douglas, sino en el vecino Condado Carroll y en Atlanta.

El pasado 27 de noviembre, según el alguacil del Condado Douglas, el adolescente se reunió en su casa con dos sujetos para venderles una pistola fantasma pero ellos se la robaron. Entonces, el chico sacó otra de esas pistolas que tenía y disparó contra los ladrones. Pero en vez de impactarlos a ellos baleó a su propia hermana de 14 años, de nombre Kyra Scott, que murió poco después en un hospital.

El chico fue arrestado y aceptó haberle disparado sin intención a su hermana, reportó el Post.

Las autoridades revelaron, de acuerdo con la cadena CNN, que uno de los sujetos que le robaron la pistola al adolescente, de nombre Yusef Jabryil McArthur El, de 19 años, también fue arrestado e indicaron que buscan al segundo individuo implicado.

No es claro cuántas pistolas el adolescente fabricó y vendió, pero lo que sí es evidente es que todo ello acabó de modo terrible, con la muerte de su hermana y con el chico en grave problema legal, pues las autoridades lo han acusado de asesinato y estudian si se le imponen también cargos vinculados a las armas que ensamblaba y vendía.

El alguacil del Condado Douglas dijo que nunca en sus 40 años de carrera había visto un caso en el que un chico de 13 años se hubiese convertido en fabricante y traficante de armas ensambladas por él mismo.

A McArthur El se le impusieron cargos de robo y asesinato.

Una página en GoFundMe para recaudar fondos para el funeral de Kyra ha ya reunido unos 19,000 dólares. En esa página se describe, con una mezcla de melancolía y desolación, a Kyra como “la más amable niña que usted podría conocer… Ella tenía un corazón enorme y siempre quería estar junto a su familia”.

Una foto de quien sería la adolescente Kyra Scott, de 14 años de edad al morir. (GoFundMe)
Una foto de quien sería la adolescente Kyra Scott, de 14 años de edad al morir. (GoFundMe)

Según el Post, 24,000 pistolas fantasma han sido requisadas por las autoridades en Estados Unidos en los últimos 5 años (8,700 tan solo en 2020), lo que da una medida de la inmensidad del problema. Y se señala que esa clase de pistolas han sido recientemente detectadas en indicentes de presencia de armas en escuelas de Arizona, Nueva York y Washington DC tan solo en la presente semana.

El concilio municipal de Los Ángeles, indicó el Post, votó en días recientes para prohibir las armas fantasma y en general existe en Estados Unidos un fuerte clamor para frenar este tipo de armamentos, que al no tener números de serie no pueden ser rastreados.

Todo ello con el telón de fondo de la polarización política del país en el que el tema de la defensa a ultranza de un derecho amplio de posesión y portación de armas es un ariete de la derecha y no se ha conseguido a escala federal lograr los consensos legislativos necesarios para establecer controles de armas más efectivos.

Un tema que ante los casos de tiroteos masivos y, también, de la violencia armada en general es cada vez más punzante pero sin que se den visos de acuerdos para contenerla mediante mayores controles a las armas en Estados Unidos. 

El Departamento de Justicia propuso meses atrás algunas regulaciones a las armas fantasma para que los fabricantes de partes usadas en su ensamblaje les coloquen números de serie, se pida revisión de antecedentes para quienes compren esas partes y se le coloquen números de serie a las armas ya ensambladas que entren en los inventarios de los comercios de armas de fuego.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.