La salud de Camilo Blanes nos hace prejuzgarle de nuevo

·4  min de lectura
MADRID, SPAIN - SEPTEMBER 09: Camilo Sesto's son, Camilo Blanes Ornelas (R), arrives in Madrid to attend his father's funeral on September 09, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Camilo Blanes ha sido auxiliado por los médicos de emergencias (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Camilo Blanes, el hijo del fallecido cantante Camilo Sesto, vuelve a estar en boca de todos por un desgraciado episodio con su salud. El joven de 38 años no logra levantar cabeza y, si bien hace unos meses estuvo ingresado en la UCI, parece que la suerte sigue sin sonreírle.

Recientemente pudimos ver a Camilín, que así le llaman sus allegados, hablar tímidamente con la prensa desmintiendo los rumores sobre su vuelta a la mala vida de adicciones. Él admitió que sí le gustaba salir y el mundo de la noche pero que eso no significaba haber recaído.

Lo cierto es que en dicha aparición esporádica (dado que le ‘asaltaron’ con el micro en la puerta de su casa y él no se prodiga en los medios de comunicación) Camilo hablaba con coherencia y parecía estar abrumado por las preguntas del reportero pero, aún así, respondió con educación.

Me da la impresión de que Camilo Blanes es un eterno niño aunque ya es todo un adulto. No sé si durante su vida habrá vivido demasiado a la sombra y cobijo de sus padres y ahora que le falta un pilar fundamental como fue Camilo Sesto para él, se siente totalmente perdido.

El caso es que Camilín vuelve a ser noticia porque el pasado fin de semana habría vivido una situación tan surrealista que parece de película de Hollywood pero en Torrelodones, de verdad. El programa de Telecinco ‘Ya es verano’ asegura que su estado es “muy preocupante”.

Según el espacio televisivo, la tarde del sábado Camilo se empezó a encontrar mal en su casa pero no habría permitido que los sanitarios accedieran a su domicilio. Desconocemos el motivo por el que Blanes se hubiera negado a ser atendido pero quizá él pensó que la cosa mejoraría y habría ocurrido todo lo contrario.

Por lo visto la tarde del domingo Camilo no podía más e, incapaz de ir por su propio pie hasta el hospital, un helicóptero del SUMMA tuvo que aterrizar en su jardín para poder atenderle a tiempo e intentar estabilizarle.

Desde esta información del helicóptero medicalizado dentro de su chalet, no se sabe nada más de Camilo, de su estado o del motivo por el cual han tenido que atenderle los servicios de emergencias pero es inevitable pensar en lo peor.

Una vez más tenemos al hijo del cantante en una situación de salud delicada, en circunstancias poco habituales y teniendo el precedente de su anterior ingreso hospitalario y de su pública mala vida, diría que es ‘normal’ prejuzgarle, sin embargo, eso no significa que sea justo hacerlo.

La versión oficial de hace unos meses no fueron las drogas sino una caída en bicicleta que le dejó tirado bajo la lluvia y que desencadenó una pulmonía y las posteriores complicaciones que casi acaban con su vida.

Lo cierto es que, antes de caerse con la bici, había estado de fiesta varios días celebrando su cumpleaños. En esta ocasión el motivo es un misterio pero puede ser cualquier cosa así que apuntar a una recaída es precipitado y más habiéndole visto hace poco en televisión con un talante tranquilo e incluso orgulloso de haber dejado atrás sus fantasmas.

Cuando Camilo superó su último susto empezó un tratamiento médico y rehabilitación que incluía también largos paseos, vida tranquila y obviamente sana. Estuvo unos meses siguiendo dichas pautas y luego él hizo público que ya había terminado el tratamiento y que seguía con su vida normal.

Pero ‘normal’ no significa volver a consumir, a festejar constantemente o a maltratar su cuerpo o su mente así que, démosle tregua a este chico que la presión mediática poco favor le hace. Si de verdad sigue enfermo de adicciones ojalá se interne y cure definitivamente tal y como dijo Lourdes Ornelas, su madre, tiempo atrás.

Si ha sido otra cosa que puede ir desde migraña a bajada de tensión pasando por una gripe o problemas digestivos, señalarle antes de tiempo puede empeorar la situación y lo último que necesita ahora Camilo Blanes es ir a peor, vista la seriedad de la intervención médica.

Te puede interesar...