La retransmisión de ‘La Guerra de los Mundos’ en Radio Quito que acabó en tragedia

Uno de los hitos radiofónicos más famosos de la Historia fue el ofrecido por Orson Welles el 30 de octubre de 1938, a través de la emisora CBS, con la retransmisión novelada de ‘La Guerra de los Mundos’ y que provocó la histeria colectiva y terror a un gran número de oyentes estadounidenses. O al menos esa es la creencia que ha habido a lo largo de muchas décadas, aunque hoy en día infinidad son los expertos y pruebas que han aparecido de que lo acontecido durante y tras la emisión no fue tanto como nos contaron.

Recorte de prensa sobre la tragedia en Quito (imagen vía hemeroteca El Nacional)

[Te puede interesar leer el post relacionado: Orson Welles no fue el primero, 12 años antes otro locutor creó el pánico en Londres a través de la BBC]

Pero así como la emisión realizada por Orson Welles se convirtió en inmensamente famosa (se ha escrito hasta la saciedad sobre el asunto) existe una retransmisión que tuvo lugar poco más de diez años después (concretamente el 12 de febrero de 1949) que sí acabó como una auténtica tragedia y que es prácticamente desconocida para el gran público…

Los primeros días de febrero de 1949 el periódico ecuatoriano ‘El Comercio’ estuvo publicando varios breves en los que informaba de extrañas apariciones en el cielo de Quito (capital del país). Pero no se trataba de noticias reales, sino de una original forma de ir poniendo en situación a sus lectores quiteños y sugestionarlos de cara a la emisión de un programa especial que tenían preparado en la emisora Radio Quito, propiedad del diario y cuyos estudios se encontraban en el mismo edificio, en el centro histórico de la capital, y que consistiría en la emisión en formato radioteatralizado de la obra de ciencia ficción del escritor inglé H. G. Welles: ‘La Guerra de los Mundos’.

La idea de dicha retransmisión (y de ir publicando noticias breves en el periódico con anterioridad) surgió del director de Radio Quito, Leonardo Páez Maldonado (uno de los personajes más creativos de la época, quien además de ser periodista era compositor de varios éxitos musicales, cantante, actor, locutor y poeta) junto al actor de origen chileno y experto en radionovelas Eduardo Alcaraz (nombre artístico de Alfredo Vergara Morales).

A las 9 de la noche de aquel 12 de febrero de 1949, mientras se estaba emitiendo la programación habitual a través de Radio Quito, un locutor interrumpió para informar del posible avistamiento OVNI sobre el cielo quiteño. Al igual que sucedía en la retransmisión de Orson Welles, una serie de conexiones exteriores e intervención de otros actores (que incluso llegaron a imitar a uno de los ministros del gobierno) calcaba la transmisión realizada una década antes por Orson Welles, pero adaptada a la capital ecuatoriana.

[Te puede interesar leer el post relacionado: La noche en la que los norteamericanos se aterrorizaron]

Cuando llevaban poco más de un cuarto de hora de retransmisión se avisó a la emisora que el caos se estaba apoderando de una parte de la población y que incluso las autoridades había enviado a las fuerzas del orden hacia el punto donde la emisión decía que se encontraban las apariciones extraterrestres para acabar con los visitantes de otros mundos.

Así pues, cuando pasaban veinte minutos de la emisión de ‘La Guerra de los Mundos’ Páez y Alcaraz decidieron poner punto y final a la radionovela y advertir que se trataba de una ficción.

Pero el haber confesado esto no alivió los ánimos de los quiteños y numerosos fueron los ciudadanos indignados que acudieron en masa hasta las instalaciones de Radio Quito para protestar. Pero los ánimos estaba encendidos y lo que parecía que iba a ser una simple protesta ciudadana acabó convirtiéndose en un violento tumulto en el que algunas personas comenzaron a lanzar objetos contra el edificio (empezaron con piedras y ladrillos) para acabar prendiendo fuego.

Recorte de prensa sobre la tragedia en Quito (imagen vía radiocut.fm)

El hecho de que en los bajos del inmueble se encontrara los talleres del el periódico El Comercio provocó que todo el papel que allí había comenzara a arder rápidamente, teniendo lugar una auténtica tragedia.

El resultado fue de un número incalculable de heridos y media docena de personas fallecidas (entre las que se encontraban la novia de Leonardo Páez y un sobrino de éste).

Las autoridades pidieron responsabilidades a todos los organizadores de dicha retransmisión (fueron absueltos), pero el duro golpe recibido tras lo acontecido (y sobre todo respecto a la pareja y sobrino de Páez) hizo que el director de Radio Quito decidiera exiliarse del país, yendo a vivir hasta el resto de sus días a Venezuela.

Eduardo Alcaraz continuó con su carrera como actor, aunque donde la desarrolló fue en México, alcanzado un notable éxito pero en su currículo actoral siempre obvió este trágico episodio.

Fuentes de consulta e imágenes: eltelegrafo / lahora / telegraph / war-ofthe-worlds / radiolab / donmoore / radiocut

[Te puede interesar leer: Cuando un periodista canadiense acusó a Franco de construir ‘platillos volantes’ con ayuda de los nazis]