La primera llamada de una rebelión contra López Obrador

México, 5 may (EFE).- Miles de personas se manifestaron este domingo en Ciudad de México y otras urbes en una protesta convocada en redes sociales contra las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por medio de las “benditas” redes sociales fue convocada la ciudadanía para que se manifestara en contra de Andrés Manuel López Obrador. Asistieron a la protesta hombres y mujeres inconformes en la Ciudad de México, Monterrey, Tampico, Mérida, León, Cuernavaca y otras.

Aún no se cumplen los primeros seis meses del gobierno actual y ya empezaron las protestas de los ciudadanos que no están de acuerdo con el estilo de gobernar de López Obrador, no creen en su proyecto de llevar a cabo la Cuarta Transformación, consideran que miente, manipula, no respeta las leyes ni la Constitución y en todas las ocasiones busca imponer su criterio ignorando el punto
de vista de los expertos.

Según algunos medios, se manifestaron en diferentes ciudades del país unos 15 mil ciudadanos, el número no parece relevante porque atrás se encuentra uno mayor que es el de los participantes en las redes sociales que, estando en desacuerdo con López Obrador, no acudieron a las calles a expresar su inconformidad.

Es un hecho que el sexenio esta empezando y que en el tiempo transcurrido muchos que antes trabajaban en alguna dependencia de gobierno, fueron despedidos, circunstancia que se repite cada seis años, pero la diferencia ahora es que no se están abriendo oportunidades en el sector público y tampoco en la iniciativa privada.

Muchos de los hombres y mujeres que protestaron en el país en contra de López Obrador crearon su patrimonio en el marco del modelo de desarrollo que quiere cambiar el presidente por la llamada Cuarta Transformación, de la que se ignoran las bases y llena de incertidumbre y coraje a los que salieron a la calle a expresar su desacuerdo y debe suponerse, que también de muchos que decidieron permanecer en sus domicilios.

FOTOS | Así fueron las marchas de ciudadanos contra López Obrador

Es posible que en los siguientes meses manifestaciones como las que se llevaron a cabo el 5 de mayo en contra de López Obrador se repitan y aun crezca el número de participantes, porque todavía no se empiezan a sentir los efectos en la sociedad del cambio que está gestando el gobierno. Lo de hoy es incertidumbre, porque muchos consideran incierto el futuro que propone la Cuarta Transformación.

En su conferencia de prensa matutina, el presidente López Obrador dijo: “Creo que tienen todo su derecho de manifestarse, tenemos que ser muy respetuosos del derecho de manifestación. Hasta celebro que se organizara esta manifestación y ojalá y se sigan manifestando con libertad quienes no están a favor del Gobierno”.

Asimismo, comentó: “Como se comprenderá, no llegamos para ser floreros, y tampoco aspiramos a ser monedita de oro. Nos costó mucho, muchas fatigas, golpes, sufrimiento, para llegar. Como nos costó tanto y padecimos de represión, sería una incongruencia de parte nuestra que no se permitiera la libre manifestación de las ideas, por eso celebro que exista esta oposición y que se manifiesten, los respeto mucho”.

LEER | Estas son las manifestaciones más emblemáticas que ha vivido México

Lo que el presidente López Obrador comentó sobre la manifestación de los ciudadanos recuerda el “ni los oigo ni los veo” con el que Carlos Salinas expresaba su desprecio acerca de la oposición que en aquellos años era el PRD.

La oposición al régimen merece respeto, pero no para todos. El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú,  ironizó a través de su cuenta en Twitter sobre los manifestantes: “Nunca pensé que todos los que están contra AMLO fueran a la marcha, pero sí…, ¡FUERON TODOS!”

Quienes han estudiado el éxito de Cantinflas en sus películas afirman que uno de los elementos que más atraía al público era como se burlaba del poder. Si observamos el discurso de López Obrador es posible establecer que es un fiel interprete de Cantinflas, por años se burló del poder, ahora el turno es para los que no piensan como él. Y si no le hacen caso es un gran dictador de memorándums.