La próxima vez que te pongas tus vaqueros, piensa en Perú

En 1871, Jacob Davis y Levi Strauss inventaron el “blue jean”, más  conocido en nuestro entorno como pantalón vaquero. Su carácterístico color azul, se obtenía gracias al uso del colorante índigo, que por entonces se obtenía de forma natural a partir de varias especies de plantas del género indigofera. Hoy en día, el colorante se sintetiza de forma artificial , y el pantalón vaquero se ha vuelto tan popular en todo el mundo, que cada año se venden miles de millones de esta prenda. ¿Pero qué os parecería si os dijese que el índigo que le da su característico color a esta prenda de algodón, se empleaba ya hace 6000 años en el norte de Perú?

Una de las características del índigo, es que no se une demasiado fuertemente al tejido, lo cual hace que nuestros vaqueros vayan degradándose con cada lavado, dándoles ese bonito toque de “envejecimiento”. (Aunque hay quien defiende que es mejor no lavarlos nunca).

Imaginaos por tanto la sorpresa que se llevaron en 1940 unos arqueólogos que excavaban en una región árida del norte de Perú cuando desenterraron tejidos de algodón antiquísimos, que en cualquier otro lugar del mundo se habrían desintegrado con el paso del tiempo. El algodón, una fibra natural y por tanto fácilmente biodegradable, no solo había sobrevido durante un período de 6000 años, según la datación de carbono 14 efectuada, sino que además estaba en tan buen estado que incluso conservaba su coloración azúl (véase foto superior, cortesía de Lauren A. Badams).

Como digo, gracias al clima seco de la región de Huaca Prieta, los arqueólogos desenterraron varias piezas textiles en las que aún se observan motivos ornamentales y coloración, todos ellos datados entre unos 6200 y 1500 años. Sin embargo, desde 1940 hasta nuestros días se mantenía un misterio sobre estos tejidos. ¿Qué colorante habían empleado los nativos precolombinos para darle esa coloración azul?

Ahí es donde entra un estudio reciente que acaba de publicarse en Science Advances. Lo que el equipo de investigadores, liderado por Jeffrey C. Splitstoser, descubió al analizar los compuestos químicos empleados para teñir estas prendas, fue que el elemento clave era el colorante índigo (mezclado con orina). En el mundo antiguo, este era uno de los tintes más apreciados, y su uso se extendía desde China hasta Sudamérica, pasando por Egipto.

Antes de este hallazgo, la muestra más antigua de índigo encontrada databa precisamente del país de las pirámides, donde se hayaron restos de tejidos de 4400 años de antiguedad. Por tanto, la nueva evidencia arqueológica hace retroceder 1500 años el descubrimiento histórico de este tinte, por lo que todo apunta a que probablemente fue en Perú donde la humanidad aprendió a extraer de savia del arbusto Indigofera tinctorias para fabricar este tinte, y que desde este punto la técnica se extendió hasta el resto del planeta.

Piénsalo la próxima vez que te pongas tus vaqueros, hay algo que debemos agradecerles a aquellos antiguos habitantes de los Andes peruanos.

Me enteré leyendo Science Shots.

Hay más información en Arqueología del Perú.