Anuncios

La operación para afinar la cara que es tendencia en TikTok: estos son los pro y los contra

La operación para afinar la cara se llama bichectomía y consiste en extraer grasa de las mejillas desde la boca. (Getty Creative)
La operación para afinar la cara se llama bichectomía y consiste en extraer grasa de las mejillas desde la boca. (Getty Creative)

La operación para afinar el rostro, con la que se extrae grasa desde la boca está de más de moda que nunca, aunque ya muchas celebridades se la han practicado: Bella Hadid, Elsa Pataky, Angelina Jolie, son algunas de ellas, según Vogue. Por supuesto también se le adjudica a Kim Kardashian, a Belinda, a Megan Fox, y a Mila Kunis, entre muchas otras.

Eliminar esa grasita de las mejillas para un aspecto más refinado, unos pómulos más sobresalientes y lograr un rostro más delgado es tendencia porque ofrece una solución rápida y sin cicatrices visibles. Se llama bichectomía porque se elimina las bolas de Bichat, un tejido adiposo ubicado a cada lado del rostro.

Las bolas adiposas de Bichat deben su nombre a un médico de finales del siglo XVIII, Xavier Bichat, y están allí no solo para hacer lucir el rostro más redondo o agregar masa a tus cachetes, sino que cumplen una función de soporte o amortiguación para los músculos que trabajan en la acción de masticar; también en la succión de los bebés para alimentarse, e incluso son una fuente alternativa de células madres, según una investigación publicada en el Acta Odontológica Venezolana.

La famosa modelo Bella Hadid es una de las celebridades a las que se les adjudica haberse practicado una bichectomía, la operación para afinar la cara. (Photo by Jewel SAMAD / AFP) (Photo by JEWEL SAMAD/AFP via Getty Images)
La famosa modelo Bella Hadid es una de las celebridades a las que se les adjudica haberse practicado una bichectomía, la operación para afinar la cara. (Photo by Jewel SAMAD / AFP) (Photo by JEWEL SAMAD/AFP via Getty Images)

Pero mucho más importante que la moda es conocer nuestra propia anatomía antes de tomar la decisión de extirparlas. La doctora Karolina Landaeta, especializada en Medicina Estética, explica que las bolsas de tejido adiposo se encuentran en una capa profunda de la cara. “Están localizadas entre el conducto salival y las ramificaciones de la arteria facial y de los nervios faciales y esto es importantísimo saberlo porque nos da luces de lo delicada que puede ser esta operación aunque parezca simple”.

La oferta que ha hecho tan tentadora esta operación no solo es el resultado final: un rostro supuestamente contorneado y más estilizado, sino que es una operación sencilla que toma menos de una hora y que se hace por la boca con anestesia local. Sin embargo, la médico destaca las complicaciones que podríamos tener, además de hemorragias o infecciones, como en toda operación.

“Partiendo de la anatomía podemos determinar las posibles complicaciones que pueden generarse con esta intervención. La primera afectar el conducto salival, lo cual es terrible para el organismo porque si no salivamos no deglutimos, no degradamos bien los alimentos y esto tiene consecuencias en la digestión y, por supuesto en la absorción de todos los nutrientes que necesitamos. La segunda complicación es que haya alguna incisión en un nervio facial y por ende ocurra una desfiguración o una parálisis facial”.

Las complicaciones de la bichectomía pueden contemplar desde una infección hasta una parálisis facial. (Getty Creative)
Las complicaciones de la bichectomía pueden contemplar desde una infección hasta una parálisis facial. (Getty Creative)

La bichectomía, no es una intervención novedosa, pero se ha puesto de moda recientemente porque se ha divulgado en redes sociales como una alternativa para angular el rostro. Es decir, cuando somos jóvenes tenemos mayor volumen en la parte superior del rostro y se afina hacia la barbilla. Es lo que se llama el triángulo invertido, que se voltea cuando envejecemos. Landaeta dice que para lograr el objetivo de angular el rostro sí se recurre a esta técnica, pero hay un detalle importante: es una operación que se debe hacer en gente joven, y una vez extraídas estas almohadillas, no hay vuelta atrás.

“Con la bichectomía, te ves bien, tienes un contorno facial mucho más fino, angulas el rostro, pero a medida que vamos envejeciendo vamos perdiendo naturalmente la grasa del rostro. Allí es cuando empezamos a rellenar con precursores de colágeno, con ácido hialurónico, o a rejuvenecer el rostro con hilos tensores y otras técnicas. Entonces, al eliminar las bolas de Bichat, estamos eliminando un tejido que luego nos va a servir de sostén y con la edad serán más notorios esos hundimientos en las mejillas, con lo cual el rostro se verá más severo y envejecido”.

Con la bichectomía se logra un contorno facial mucho más fino y angulado, pero a medida que vamos envejeciendo vamos perdiendo naturalmente la grasa del rostro. Es allí justamente cuando más necesitamos tejidos que soporten la estructura, como las bolas de Bichat. (Getty Creative)
Con la bichectomía se logra un contorno facial mucho más fino y angulado, pero a medida que vamos envejeciendo vamos perdiendo naturalmente la grasa del rostro. Es allí justamente cuando más necesitamos tejidos que soporten la estructura, como las bolas de Bichat. (Getty Creative)

Landaeta hace énfasis en que esto hay que decírselo al paciente porque al faltar ese tejido, se observa un envejecimiento prematuro. De hecho, la experta no recomienda esta operación para quienes tienen más de 40 años de edad porque, justamente, se hace más notorio el envejecimiento. Es a partir de esta edad cuando más se necesitan estos soportes en las estructuras del rostro, con lo cual invita a los pacientes a pensar muy bien su decisión.

Es muy importante que, aunque las redes sociales, los medios, nos bombardeen indicando que estos son procedimientos sencillos, recurramos a un médico cirujano experto que no solo maneje las técnicas adecuadas, sino que también exponga cuáles son los pro, los contra y las consecuencias de este tipo de intervenciones. “La estética es un arte y los médicos lo debemos hacer ciencia para determinar qué le va a quedar mejor a nuestros pacientes ahora y también con el paso del tiempo”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La medicina que usan famosos e influencers para adelgazar está escaseando y los diabéticos pagan el precio

El error con el relleno de labios que tiene a muchas mujeres desesperadas

¿Prótesis de senos después de los 50? Totalmente sí. Esto es lo que debes saber