La ONU, dividida sobre como reaccionar a los problemas electorales del Congo

Imagen de un policía congoleño vigilando una habitación en la que oficiales de la junta electoral (CENI) recuentan los votos en el centro de Kinshasa, en la República Democrática de el Congo, el 4 de enero de 2019. REUTERS/Baz Ratner

DAKAR (Reuters) - El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está dividido sobre cómo reaccionar ante las tumultuosas elecciones presidenciales de la República Democrática del Congo, según un informe interno al que tuvo acceso Reuters.

Estados Unidos también condenó la falta de transparencia en las elecciones del domingo pasado, mientras que China, un importante inversor, elogió el proceso.

La elección de un sucesor del presidente Joseph Kabila, que ha gobernado el país de 80 millones de personas desde que su padre fue asesinado en 2001, debe marcar la primera transición democrática del poder desde la independencia de Bélgica en 1960.

Pero las tensiones han aumentado desde la votación después de que los observadores informaron una serie de irregularidades de las que la oposición acusa al partido gobernante.

Preocupado porque la disputa podría provocar el tipo de violencia vista después de las elecciones de 2006 y 2011, el Consejo de Seguridad se reunió el viernes para discutir cómo reaccionar.

"Las tensiones aumentaron mientras el CENI (la junta electoral) vigiló los resultados, especialmente a la luz de la postura de los partidos y los candidatos", dijo a la reunión Leila Zerrougui, jefa de la Misión de Estabilización de la ONU en la República Democrática del Congo, según el informe interno.

Pero los 15 miembros del consejo "difirieron en su apreciación de los problemas que acosaban el proceso y estaban divididos sobre la cuestión de si el Consejo debería emitir un comunicado de prensa", decía el informe.

Una reacción internacional negativa o preventiva podría ser problemática para Kabila, cuyo gobierno ha defendido la organización de la elección, y podría debilitar la legitimidad del sucesor elegido de Kabila, Emmanuel Ramazani Shadary, en caso de ser declarado ganador.


UNA SITUACIÓN COMPLICADA

En la reunión del sábado, Francia presionó para la publicación de una declaración que reconociera las elecciones del Congo habían permitido a la población ejercer su derecho democrático y pedía calma, pero criticó la decisión del gobierno de cortar el acceso a Internet y algunos medios de comunicación.

Los Estados Unidos, que han amenazado con imponer sanciones contra aquellos que socavan el proceso electoral y han desplegado tropas en Gabón en caso de que sus ciudadanos necesiten ser rescatados de cualquier signo violencia, respaldaron la declaración, junto con Gran Bretaña, Costa de Marfil, Bélgica y otros.

Sudáfrica, durante mucho tiempo un aliado de Kabila, dijo que la declaración podría "inflamar" la situación si se emitiera antes de los resultados, según el informe. Rusia dijo que podría ser visto como un intento de sesgar la opinión pública. China "elogió la manera en que se llevaron a cabo las elecciones", dijo el informe, y dijo que no se debe publicar una declaración antes de los resultados.

Los resultados iniciales se esperaban el domingo, pero la junta electoral (CENI) dijo que podrían retrasarse porque los recuentos de votos tardaron en llegar.

La oposición, representada por sus dos principales candidatos, Martin Fayulu y Félix Tshisekedi, y la coalición gobernante dicen que sus candidatos han ganado.


(Información de Aaron Ross, escrito por Edward McAllister, editado por Angus MacSwan, traducido por Andrés González)