La mujer que se hizo pasar por la primera dama de Nigeria y estafó millones a un empresario

Amina Mohammed está acusada de utilizar el nombre de la primera dama de Nigeria para estafar millones de nairas. (Foto:Youtube/Screenshot)

Un escándalo por corrupción y estafa tuvo lugar en la sede del Departamento de Servicios de Estado de Nigeria (DSS) cuando la propia agencia presentó a una mujer que había usurpado el lugar de la primera dama del país, Aisha Buhari, y había logrado robarse 150 millones de nairas (412 mil dólares).

Conocida como Amina Mohammed, Justina Oluoha y Amina Villa, la mujer utilizó también la oficina de Buhari para crear su plan y puso en la mira a un empresario que desembolsó una fuerte suma para uno terrenos federales ubicados en Lagos, la ciudad más grande de la nación.

Durante la audiencia, la sorpresa para todos llegó cuando, mientras un oficial leía el texto del delito, la acusada gritó que no había estado sola en la estafa y señaló a personas en altos cargos.

“Es una mentira. No estoy sola en este asunto“, dijo Amina.

Entre los señalados por una de las principales artífices de la estafa estaban una ex secretaria del gobierno, una hermana anónima de la esposa del presidente y varias personas con puestos relevantes en la Presidencia, específicamente los relacionados con asuntos de arrendamientos de tierras.

De acuerdo con Amina, la red operaba un gran negocio en el que cada parte jugaba un rol esencial para poder mantener la estafa sin que las autoridades notaran que había irregularidades.


Pero, ¿cómo logró acceder a sitios con alta seguridad como la residencia del presidente?

La sospechosa usó su identidad falsa para evadir el protocolo y el escrutinio, por lo que obtuvo acceso no autorizado a la Villa y, en particular, a la residencia de la primera dama y Esposa del Presidente, Hajia Aisha Buhari”, dijo el oficial Peter Afunanya del DSS.

Según las primeras investigaciones, la gran mentira inició cuando Amina utilizó una de sus identidades y se hizo pasar por la primera dama. Mediante esta técnica, la mujer también obtuvo acceso a la villa presidencial y había estado visitándola hasta el 22 de noviembre, cuando fue descubierta.

“Lo que Amina simplemente hizo fue usar el nombre y el cargo de la primera dama como cebo para atraer y defraudar a sus víctimas”, agregó Afunanya.

Una de las cosas que más sorprendió a las autoridades fue que el mismo día en que descubieron a Amina, ella había invitado a la residencia presidencial al doctor Alexander Chika Okafor en nombre de la primera dama, quien se encontraba fuera.

Chika fue la víctima de Amina, quien le había prometido, en nombre de la primera dama, ayudarlo con unos terrenos en Lagos que se encontraban en la Corte de Apelaciones.

El hombre perdió millones de nairas que pensaba había invertido en los terrenos, o eso era lo que estaba creyendo la audiencia, hasta que Amina lo acusó de ser parte de la estafa. “Chicason ha estado comprando propiedades del gobierno. Él conocía el proceso”, expresó.

Por su parte, las oficinas de la primera dama aseguraron que ella no conocía el asunto ni estaba involucrada en el engaño que Amina había ideado.