La mina de oro que existe en caso de que Andy Ruiz pierda

Andy Ruiz en el Estadio Akron, casa de las Chivas, el 24 de septiembre de 2019. (Photo by Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)

El boxeo moderno tiene un añadido que para muchos puede ser interesante y para otros algo negativo que es resultado de la decadencia deportiva que se somete al poder inmensurable del dinero. Se trata de la expectación, de la espera que carcome ante un enfrentamiento entre dos figuras mediáticas que nos hacen reflexionar sobre tácticas, planeación y estrategias de los pugilistas en cuestión.

Pero algo así pasa también con todo lo que sucede alrededor. La ansiedad por saber si los pronósticos, las conjeturas y las suposiciones serán acertadas, genera un universo paralelo alejado de la cuestión deportiva, pero que mueve igual o mayor cantidad de recursos. Y no sólo es cuestión de pensar en apuestas, sino en lo que pasará en una, dos, tres o más peleas entre solo dos boxeadores.

Andy Ruiz ganará seis veces menos que Anthony Joshua… aunque le gane otra vez

Andy Ruiz, novato en la élite del boxeo profesional, sabe el poder que tiene hoy de cara al futuro. Si bien tuvo que aceptar y rendirse a los parámetros que estableció el contrato de revancha tras la pelea en la que derrotó a Anthony Joshua en junio pasado, también sabe que pase lo que pase este sábado 7 de diciembre, él tendrá el poder para manipular los millones de dólares que arrojará una prácticamente segura tercera pelea.

Si gana o pierde, no importa. La tercera pelea será la que hará multimillonario a Ruiz.

Los dos escenarios pintan de maravilla para las cuentas bancarias del México-estadounidense.

Si Andy Ruiz gana, elevará su nivel a ídolo dentro del cosmos boxístico mexicano. Podrá decidir cuándo, en dónde y bajo qué parámetros se realizaría una segunda pelea de revancha, es decir la tercera pelea entre él y Joshua. Desde antes de la firma del contrato de revancha, hábilmente manipulado por Eddie Hearn y adaptado a los intereses del británico, Andy veía con ilusión la posibilidad de pelear en alguna ciudad de la República Mexicana, California o Las Vegas.

El sitio Marca Claro señaló en junio pasado que Ruiz pelearía en Inglaterra sólo si se le pagan 50 millones de dólares. Joshua y Hearn rápidamente bajaron de la nube a Ruiz, quien tuvo que aceptar obligadamente un contrato que sólo le pagaba 11 millones de dólares por la revancha. Su auténtica revancha vendrá para el tercer combate.

LEER | ¿En qué ha gastado Andy Ruiz parte de su fortuna?

Pero si Andy Ruiz pierde, sea por decisión o nocaut, una tercera pelea será una auténtica revancha para ambos. Ruiz deberá confirmar en una tercera pelea que no ganó la primera por casualidad y que la segunda fue un auténtico combate que no ganó porque Joshua se presentó más preparado y alertado a cualquier sorpresa.

Con una tercera pelea ahora como revancha para el californiano, el escenario tendría que ser mayor y que genere aún más de 100 millones de dólares que pagó el gobierno de Arabia Saudita para organizar la pelea en la Diriyah Arena. El mismo Ruiz ha dicho que el Estadio Azteca o el de Chivas podrían ser magníficos escenarios para escenificar una tercera pelea, ambos inmuebles con una taquilla agotada por adelantado.

Andy Ruiz y Anthony Joshua. (Photo by FAYEZ NURELDINE / AFP) (Photo by FAYEZ NURELDINE/AFP via Getty Images)

Ambos escenarios se ven enmarcados por millones de dólares en ganancias, eso sin sumar el mundo de las apuestas, según el sitio oddschecker que a sabiendas de la condición de Joshua, quien tiene mucho más amplia figura mediática y con más trayectoria que la de Ruiz, sitúan a este último como favorito, con momios de hasta -257 para Joshua y hasta un sorprendente +200 para Ruiz.

La combinación Joshua-Ruiz es sin duda una de las que más redituará en la historia del boxeo moderno y que generará más de 100 millones de dólares en solo tres peleas y en menos de un año. Andy Ruiz está en un sueño que pocos pugilistas han vivido en tan corto tiempo.