La Marina de EEUU quiere ser más incluyente con las mujeres pero se ha topado con un problema inesperado

La Marina de guerra de Estados Unidos (US Navy), la más poderosa del mundo, es una maquinaria compleja y las tripulaciones de sus barcos, submarinos y otros elementos son clave para realizar sus operaciones cotidianas en tiempos de paz y, especialmente, en su capacidad de reacción y combate.

En ese contexto, en 2015 se planteó elevar la cantidad de marineras, de modo que la proporción femenil en la Marina alcance el 25% (en ese año eran el 17% de todo el personal), lo que implica tener más mujeres en labores cruciales de operación y combate en las naves de la Marina, que usualmente zarpan para cumplir misiones que llegan a tener varios meses de duración son retornar a puerto. Y hay ya gran cantidad de personal femenino realizando labores cruciales de liderazgo, combate y apoyo en la Marina y en las otras ramas de las fuerzas armadas estadounidenses.

Un 16% de las mujeres militares en servicio en la Marina de EEUU tuvieron que ser reasignadas a tierra en 2016 por estar embarazadas. (Yahoo Style)

La promoción de más mujeres, y con rangos cada vez mayores, es una política de la Marina que, como narró en su momento el portal Military.com, es parte de una transformación de gran escala, no exenta de controversia, del perfil de las fuerzas armadas estadounidenses.

Pero la capacidad militar de esos navíos y esa política de diversidad o “neutralidad de género” en la contratación y asignación de las tripulaciones se ha topado con un singular problema: los embarazos entre las marineras.

De acuerdo a The Daily Caller, durante 2016 el 16% de las marineras debieron ser reasignadas de labores a bordo de barcos a servicios en tierra por estar embarazadas, y en general se afirma que las mujeres son 50% más susceptibles de tener que dejar inesperadamente su asignación en altamar que los varones.

El costo de esas reasignaciones resulta muy elevado, considerando que en muchos casos las marineras no solo deben ser devueltas al país desde lugares lejanos sino que sus puestos implicaban entrenamientos y procesos específicos que será necesario volver a emprender. Según calculó The Daily Caller, la reasignación por embarazos de marineras le costó al fisco 115 millones de dólares en 2016.

Y eso sin contar que en su momento las embarazadas dejarán de trabajar para dar a luz y atender a su bebé con los beneficios que les corresponden, lo que implica que por un buen tiempo no estarán disponibles para volver a servicio activo a bordo de la flota estadounidense.

Danielle Hinchliff (izq) y Anna Schnatzmeyer (der), del Escuadron Riverine #2 de la Marina de Estados Unidos, realizan entrenamiento de combate en un bote de asalto. (AP)

La conveniencia de incrementar la cantidad de mujeres en servicio activo en las fuerzas armadas, y las razones o circunstancias por las que las marineras (y otras militares) quedan embarazadas tienen su polémica, pues por un lado hay quien aún afirma que el personal femenino no es apto para labores de combate (lo que muchos rechazan) y por el otro se citan casos en los que mujeres militares se embarazan justamente para evitar ser asignadas a labores activas (que implican ser desplegadas por varios meses). Pero también sucede que esos embarazos son a veces inesperados y, ciertamente, las marineras tienen derechos y obligaciones que deben ser respetados.

En todo caso, las reasignaciones en gran número de marineras a causa del embarazo al parecer afectan, según el portal citado, la capacidad de operación en combate y la moral de las tripulaciones de los barcos en los que se dan esas transferencias y ese factor pone en entredicho el plan de elevar a 25% la cantidad de mujeres en la Marina.

Eso porque podría afirmarse que si se incrementa la cantidad de mujeres en esa fuerza y los índices de embarazo y reasignación siguen como hasta ahora (subieron, por cierto 2% entre 2015 y 2016), más marineras y más puestos en servicio acabarán en condición de reasignación. Eso se traduciría en menor capacidad de acción y combate y mayor gasto para la Marina.

En paralelo, las críticas en torno a la presencia femenina en las Fuerzas Armadas se encendieron recientemente con un caso distinto pero problemático luego de que el Centro de Periodismo de Investigación reveló que cientos de Marines estarían usando redes sociales para pedir y compartir fotos de mujeres militares desnudas. Eso habría comenzado a poco que en los Marines, que es una unidad aparte de las fuerzas armadas de Estados Unidos y diferente a la Marina, se asignó a las primeras mujeres a unidades de combate.

Esos intercambios de fotos son un fenómeno diferente al caso de los embarazos pero tienen relación porque serían muestra de casos de acoso a mujeres en las fuerzas armadas que podrían causar baja en lamoral, una baja en la capacidad de acción de las unidades en cuestión y problemas para el reclutamiento femenino y la diversidad en esa rama militar estadounidense.

Michelle Howard al ser promovida al rango de Almirante de cuatro estrellas, la primera en llegar a esa posición en la historia de la Marina de EEUU. Howard es la comandante de las fuerzas navales estadounidenses en Europa. (AFP)

Hay muchas militares de talento en las fuerzas armadas de Estados Unidos y, en todo caso, todas las marineras y sus parejas tienen el pleno derecho a decidir tener hijos y todas tienen el derecho a su intimidad y a estar libres de acoso.

En el primero de los asuntos, la Marina ha realizado tareas de promoción del control y planeación de la natalidad, de modo que los embarazos no conduzcan a reasignaciones inesperadas y los derechos y necesidades del personal y de la institución se preserven de la mejor manera, como en su momento se relató en Rewire.

Y con el cambio de administración federal y el redoblado énfasis del gobierno de Donald Trump por aumentar la capacidad de acción y el presupuesto de las fuerzas armadas de Estados Unidos, no es claro si el objetivo de que la Marina alcance un 25% de personal femenino seguirá en pie o se ajustará.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro