La desconcertante respuesta del director del FBI a las gimnastas de EEUU que sufrieron abusos sexuales

·5  min de lectura

Durante la comparecencia que cuatro gimnastas, estrellas del olimpismo estadounidense, tuvieron el miércoles en el Senado, el director del FBI, Christopher Wray, emitió una respuesta -o la falta de ella- que dejó consternados a muchos de los presentes.

"No tengo una buena respuesta que darles", les dijo Wray a las gimnastas Simone Biles, Aly Raisman, McKayla Maroney y Maggie Nichols, que testificaron sobre los abusos sexuales que ellas y otras atletas sufrieron a manos de Larry Nassar, médico del equipo de gimnasia de Estados Unidos y que exigieron respuestas por la inactividad inicial de las autoridades del FBI ante las primeras denuncias de ello.

LEE | Simone Biles, ante el Senado de Estados Unidos: "Culpo al sistema que permitió los abusos de Larry Nassar"

Christopher Wray, director del FBI, durante la audiencia en el Senado en la que testificó sobre la inacción que agentes de esa oficina tuvieron en 2015 y 2016 ante las alegaciones de abuso sexual que jóvenes gimnastas hicieron contra el médico del equipo de gimnasia estadounidense, Larry Nassar. (Getty Images)
Christopher Wray, director del FBI, durante la audiencia en el Senado en la que testificó sobre la inacción que agentes de esa oficina tuvieron en 2015 y 2016 ante las alegaciones de abuso sexual que jóvenes gimnastas hicieron contra el médico del equipo de gimnasia estadounidense, Larry Nassar. (Getty Images)

Las gimnastas afirmaron ante un comité de senadores federales que el FBI en su momento no atendió ni investigó de modo apropiado las graves acusaciones que ya se habían formulado contra Nasser.

Eso pese a que agentes del FBI tuvieron conocimiento desde 2015 de alegaciones en contra de Nasser, pero no hicieron nada para investigarlas ni para llevar al médico agresor ante la justicia.

"Estos individuos [los agentes del FBI involucrados] traicionaron su deber central de proteger a la gente, ellos no protegieron a estas jóvenes mujeres y niñas del abuso sexual", dijo Wray.

"No quiero que otra joven gimnasta, atleta olímpica o cualquier otro individuo experimente el horror que yo y cientos de personas hemos sufrido antes, durante y hasta hoy… Para ser clara, yo culpo a Larry Nassar y también culpo al sistema completo que perpetró este abuso”, dijo Biles ante el Senado, según reportó The Hill.

De acuerdo con el The Daily Mail, Maroney fue entrevistada en 2015 por el FBI luego de que ella presentó alegaciones de abuso en su contra, pero al parecer ni en ese año ni en 2016 las autoridades abordaron el asunto con la seriedad que ameritaba ni actuaron de modo adecuado para investigar y en su caso buscar sanción legal contra Nassar.

LEE | “¿Eso es todo?”: McKayla Maroney revela la horrible pregunta que le hizo el FBI tras abuso de Larry Nassar

Y no fue sino hasta que el 12 de septiembre de 2016 el periódico Indianapolis Star publicó una investigación sobre las denuncias de abusos de gimnastas contra Nassar que el asunto se conoció de manera pública y las autoridades reaccionaron.

Las gimnastas Aly Raisman, Simone Biles, McKayla Maroney y Maggie Nichols acudieron al Senado federal para testificar sobre los abusos que ellas y muchas otras atletas sufrieron a manos de Larry Nassar y sobre la inactividad del FBI luego de que se realizaron las primeras denuncias al respecto. (Getty Images)
Las gimnastas Aly Raisman, Simone Biles, McKayla Maroney y Maggie Nichols acudieron al Senado federal para testificar sobre los abusos que ellas y muchas otras atletas sufrieron a manos de Larry Nassar y sobre la inactividad del FBI luego de que se realizaron las primeras denuncias al respecto. (Getty Images)

Nassar fue sentenciado en enero de 2018 a 175 años de prisión por los abusos que cometió contra siete jóvenes atletas, pero se ha cuestionado que el FBI podría haber actuado en contra de Nassar con anterioridad a cuando lo hizo y con ello no solo se habría agilizado la justicia sino que, posiblemente, se habrían evitado mayores sufrimientos de las gimnastas. Incluso se señala que Nassar pudo seguir durante un año más abusando de las atletas a causa de esa inacción de las autoridades.

Docenas de adolescentes habrían sido sufrido abusos sexuales que se podrían haber evitado.

Al menos 150 personas de 2016 a la fecha han formulado acusaciones de abuso sexual en contra de Nassar.

En julio de 2021, el Departamento de Justicia emitió un reporte en el que se reconoce que el FBI cometió en 2105 y 2016 varias fallas en su manejo de las acusaciones contra Nassar luego de que se hicieron las primeras alegaciones por parte de las gimnastas.

Por ejemplo, se indicó, que Michael Langeman, quien era agente de supervisión especial del FBI en Indianápolis no documentó apropiadamente las entrevistas que su oficina le hizo a la gimnasta Maroney en 2015 y que pasaron 17 meses hasta que esa entrevista fue documentada de modo apropiado. Y también se dijo que el agente especial William Jay Abbott tampoco abrió de inmediato una investigación luego de conocer las alegaciones de gimnastas en contra de Nassar.

Eso provocó una grave dilación en la justicia del caso.

El testimonio que Simone Biles, McKayla Maroney, Aly Raisman y Maggie Nichols dieron ante el Senado busca, como ellas mismas dijeron, denunciar un sistema completo que permitió que durante años jóvenes atletas fueran sometidas a abuso sexual de modo que eso no vuelva a suceder. (Getty Images)
El testimonio que Simone Biles, McKayla Maroney, Aly Raisman y Maggie Nichols dieron ante el Senado busca, como ellas mismas dijeron, denunciar un sistema completo que permitió que durante años jóvenes atletas fueran sometidas a abuso sexual de modo que eso no vuelva a suceder. (Getty Images)

En paralelo a la audiencia en el Senado, se reveló que Langeman acaba de ser despedido del FBI por su responsabilidad en esas omisiones. Abbott se ha librado de sanción por estar ya retirado.

Ante ello, el director del FBI añadió que “desearía tener una varita mágica para cambiar lo que pasó en 2015 y 2016… Debemos recuperar la confianza de la gente… En este caso, ciertos agentes del FBI rompieron repetida e inexcusablemente esa confianza, y pretender otra cosa no sería sino un nuevo insulto contra las sobrevivientes”.

Wray señaló que él fue nombrado director del FBI hasta 2017, en un deslinde de su parte de lo sucedido en 2015 y 2016, y añadió que “quiero que el público sepa que la reprensible conducta [de esos agentes]… no es representativa del trabajo que yo veo de parte de 37,000 personas [empleados del FBI] cada día”.

Sea como sea, las gimnastas expresaron sus reclamos y su pesar de modo valiente y no sin sufrimiento, y su crítica al sistema que permitió sus abusos, lo que incluye además de Nassar a la asociación de gimnasia estadounidense y a las omisiones del FBI, debe servir para que este tipo de situaciones no se repitan.

“Nassar está donde pertenece, pero aquellos que le permitieron [cometer sus abusos] merecen ser sometidos a rendición de cuentas… Si eso no sucede, estoy convencida de que esto les seguirá pasando a otros en los deportes olímpicos”, dijo Biles.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.