La huella dactilar de un traficante de drogas británico en una foto de WhatsApp ayuda a condenarlo

Una foto de una mano sujetando pastillas de éxtasis que había sido enviada por WhatsApp a potenciales clientes ha servido a la policía británica para ayudar a desmantelar una banda liderada por el traficante Elliot Morris. Según informa la BBC, la imagen fue extraída de unas conversaciones registradas en el teléfono móvil que incautaron en un registro.

Al revisar el contenido del terminal requisado en la redada realizada en una casa en el área de Kenfig Hill, en Bridgend (Inglaterra), se encontraron con la mencionada imagen. Esta aparecía acompañada con mensajes como “¿qué quieres comprar?” y “esos son mis productos, los estoy vendiendo”, según detalla la información publicada por BBC.

La foto fue enviada a la unidad de apoyo científico de la Policía de Gales para intentar extraer la huella dactilar que se apreciaba en ella. Aunque una vez escaneada no hubo ninguna coincidencia con las registradas en el sistema nacional al ser parcial, esta sí ayudó a identificar a su propietario y fue suficiente para ser considerada en el caso contra Elliott Morris, condenado a ocho años y medio de prisión. También han sido condenados sus padres y otras ocho personas más relacionadas con el tráfico de drogas en Gales.

Dave Thomas, de la unidad del apoyo científico, ha considerado el uso de una huella dactilar extraída de una fotografía con prueba como algo “innovador”. Reconoce que ahora los agentes miran con más detenimiento las imágenes obtenidas de teléfonos incautados por si pueden volver a sacar provecho de este procedimiento para detener a los delincuentes.

En declaraciones recogidas por BBC, Thomas explica que “si bien la escala y la calidad de la fotografía demostraron ser un desafío, las pequeñas piezas fueron suficientes para demostrar que él era el distribuidor”.

La policía de Gales (Inglaterra) ha calificado de ‘innovador’ usar una huella dactilar sacada de una fotografía encontrada en un móvil como prueba para condenar a un traficante. (Foto: AP Photo/Sakchai Lalit)