El 'Hachiko de Tomelzo', el perro que esperó durante días a su dueño a la puerta del hospital

Unas fotos compartidas por un vecino cuando pasaba por la puerta del hospital de Tomelzo, en Italia, han convertido a Leo, como se llama el perro protagonista de esta historia, en una estrella en la red y en los medios de comunicación italianos, que se han hecho eco de su aventura. Durante días permaneció a las puertas del centro hospitalario, pese al frío y a la lluvia, esperando que diesen el alta a su dueño.

Cabizbajo, echado sobre el suelo y a la intemperie a la entrada del hospital de Tomelzo. Así, durante días, ha estado Leo esperando a que su dueño, ingresado el fin de semana, saliese para poder volver juntos a casa. Carlo Petris pasaba por allí cuando vio la triste estampa. Le hizo unas fotos al perro y las compartió en Facebook.

Al principio, como señalan en La Reppublica, algunos pensaron que este mestizo de 10 años era un perro callejero que de alguna manera había ido a parar ahí. Hasta que alguien lo reconoció y se percató de lo que allí hacía. Estaba esperando a su dueño, ingesado. “Le sigue a todas partes, están enamorados el uno del otro”.

La ola de comentarios que despertaron las fotos de Petris iban desde los que expresaban su preocupación por el animal a quienes se maravillaban por el amor incondicional hacia su dueño. Lo que más inquietaba a quienes comentaban en el muro de Facebook era si Leo habría comido o si tendría frío teniendo en cuenta que estos días ha llovido. Algunos sugerían que se llamase a las autoridades competentes para que se hiciese cargo del pobre animal mientras su dueño salía del hospital, para que no estuviese ahí abandonado a la intemperie.

Al final, parece que un conocido se acercó para hacerse cargo de él, pero al llegar al hospital, Leo ya no estaba allí. Un día antes, el martes, Fifi, como llaman a su dueño, había recibido el alta y ambos se habían ido juntos a casa.

La actitud de Leo, que no quiso moverse de la pueta del hospital, le ha hecho ganarse el sobrenombre del Hachiko di Tomelzzo, en referencia a la película protagonizada por Richard Gere en 2009 basada en una historia real de un perro japonés. Este siempre acompañaba a su dueño a la estación de tren y lo esperaba hasta su vuelta. Un día no volvió, pero Hachiko siguió yendo día tras día a esperarle.

Leo se ha ganado el sobrenombre del ‘Hachiko de Tomelzo’ después de permanecer días a las puertas de un hospital italiano esperando a su dueño. (Foto: Facebook de Carlo Petris)