La futurista ducha hi-tech que ha llamado la atención de Tim Cook

¿Puede una ducha convertirse en objeto de admiración del mismísimo Tim Cook? ¿Y si te decimos que también Eric Schmidt la tiene bajo el radar? Lo cierto es que cuesta imaginar que un accesorio tan rudimentario que se encuentra en todos los baños de las casas pueda contar con algún atractivo más allá de su uso, pero si te decimos que se trata de Nebia, una revolucionaria ducha que ahorra agua y energía y que se encuentra ya en su segunda versión, el asunto cambia.

Imagen de la ducha Nebia. Via Digital Trends.

Este producto nació hace más de un año como una prometedora campaña Kickstarter pero durante este tiempo la alocada idea se ha consolidado y se han vendido cerca de 60.000 duchas por todo el mundo. Sus creadores no pueden estar más satisfechos y buena prueba de ello es que han invertido los ingresos obtenidos en financiar una segunda generación, todavía más eficiente, que también ha arrancado en el mismo sitio de crowdfunding repitiendo el arrollador éxito en captación de capital.

Como te hemos apuntado, tanto Tim Cook como Eric Schmidt se encontraban entre los inversores de la primera campaña y no suele ser muy habitual ver figuras tan relevantes apostar públicamente por productos, pero se ve que este es lo suficientemente transgresor. ¿Por qué es importante Nebia y qué aporta exactamente? Se trata de una ducha que ahorra hasta un 65% en el consumo de agua con respecto a una ducha tradicional, y esta cifra es destacable considerando que el líquido elemento es cada vez un bien más escaso.

¿Cómo lo logra? Sus creadores huyen del término ‘ducha’ y en su lugar apuestan por ‘experiencia de ducha’ y no les falta razón: este dispositivo basa su eficiencia en la atomización del agua, mediante la cual ofrece una experiencia superior a la de la ducha convencional, pero vertiendo hasta un 65% menos de agua. Por si todo esto fuera poco, el producto cubre hasta diez veces más el cuerpo vertiendo agua que una ducha tradicional gracias precisamente a esa atomización, pero además el agua cae mucho más rápido.

Esta nueva versión promete mantener el agua hasta un 29% más caliente que en el modelo precedente y sus creadores ya han puesto cifras al ahorro anual que estiman -dependiendo, lógicamente de la ubicación y su precio de agua- en más de 500 dólares anuales. Este dato es importante porque la ducha no es precisamente barata si la comparamos con una convencional: la Nebia Spa Shower 2.0 se vende por 499 dólares (más barata que el modelo precedente, suponemos que gracias a las economías de escala).

Si te animas a adquirir esta ducha mientras dure la campaña de Kickstarter podrás hacerlo a un precio rebajado y lo mejor del asunto es que llega preparada para que la instales tú mismo sin necesidad de llamar a un fontanero…