Así es capaz de reaccionar tu pareja y su entorno cuando publicas una foto semidesnuda en Instagram

No es la primera vez que una pareja rompe por una imagen colgada en las redes sociales.

En concreto -recordad Merlos Place-, por una imagen de una mujer semidesnuda ante la cámara.

Ésta.

Orgullosa de su cuerpo, Carmen cuelga esta foto en Stories.

Vamos por pasos. Porque no esto no es el Merlos Place pero se le parece.

La chica, Carmen, confinada en casa como todos los españoles -ejem, ejem- cuelga es foto en su Instagram.

Vale, ¿y qué?

Pues que enseguida, los amigos de Manu, el novio confinado en otra casa, empiezan a mandarle mensajes de audio a Whatsapp en cuanto ven la fotografía.

Escuchadlos porque tienen miga.

  • AMIGO NÚMERO UNO:

El que no quiere calentar pero... claro... hay muchos tíos que tienen Instagram y... ya sabemos qué pasa.

“Hay fotos y fotos, en ti está el consentir eso. Las chicas que salen así en Instagram están solteras.Sube la foto a Instagram. ¿Cuántos tíos tienen Instagram, Manuel? Si tú eso lo consientes, que yo no pretendo calentar...”

Porque ya sabemos que la carne del macho es débil y que si tu novia se muestra así los hombres se masturbarán en su casa con su fotografía delante. La culpa es de ella, chaval, y no de los millones de pervertidos que tienen Instagram. Que lo que tiene que hacer tu novia es taparse de pies a cabeza y que la disfrutes sólo tú, que eres su dueño.

  • AMIGO NÚMERO DOS:

El que directamente le aconseja que le pegue un guantazo a la novia.

“Soy tu colega y esas cosas no molan, te lo digo enserio, le dices esto no lo vuelvas a hacer o a mí no me ves más el pelo, e inmediatamente le das un guantazo, es que eso es lo que hay que hacer, tío”.

Porque pegar es la manera más efectiva de que una mujer te haga caso, igual que le das una hostia al ordenador cuando no quiere encenderse. Tú dale un guantazo, que esa mujer es tuya y de nadie más. A ver qué se ha creído la zorra esa.

  • AMIGA NÚMERO TRES:

Entra una mujer en escena, que recalca que no es machista, pero que recalca más que la novia de la foto va siempre calentando al personal -la guarra de la pandilla, vaya-, no respeta a su amigo y le está dejando en ridículo.

¿Cómo ha acabado la cosa? Pues con el novio saltándose el confinamiento y yendo a casa de la chica a gritarle barbaridades, una discusión que ha oído todo el barrio -el Sálvame del confinamiento- y una ruptura en Cinemascope.

Ella cuelga la historia en Twitter y él la amenaza para que borre los mensajes.

Ella los deja en la red, la historia se hace viral y, adivinad, algunas de las respuestas son casi peor que los mensajes bochornosos de los amigos.

Tuiteros opinando que ella se lo merece, por puta, porque el cuerpo de una mujer no es de ella si tiene pareja.

Otros diciendo que, bueno, que cada uno haga con su cuerpo lo que quiera pero que por favor la chica no enseñe esa celulitis tan asquerosa. Porque todo el mundo sabe, claro, que ‘puedes ser puta’ pero tienes que estar buena, no obligues a la gente a mirar un cuerpo no perfecto.

Otros que gracias a los amigos del chico por abrirle los ojos a la novia que tiene. Bueno, que tenía.

Afortunadamente, eso sí, la mayoría de mensajes son de apoyo a la chica. Podríamos resumirlos en éste:

Aunque, claro, pon a un troglodita en tu vida. Que no falte la respuesta de un imbécil.

Más historias que te pueden interesar