La foto de una niña hondureña llorando en la frontera con EEUU que ha conmovido y horrorizado al mundo

Esta foto viral ha generado polémica en EEUU (Getty)

Cada día, varios niños son separados de sus padres cuando estos son detenidos tratando de llegar a Estados Unidos. Las patrullas fronterizas les interceptan, cachean, registran y separan a familias enteras. El último dato oficial, del 31 de mayo, cifra en casi 2.000 los niños que han sido separados de sus padres desde que Donald Trump endureciese las leyes de inmigración. Las lágrimas de esta pequeña hondureña, protagonista de la imagen que se ha viralizado este fin de semana tras ser elegida como portada de un diario neoryorquino, son una muestra del horror que están viviendo miles de personas.

Llegan a Estados Unidos con la esperanza de encontrar un futuro mejor para los suyos. Recorren cientos, miles de kilómetros en condiciones que solo ellos saben, con el sueño de salir adelante. Pero lo que se encuentran al otro lado son patrullas fronterizas que les interceptan y que, siguiendo la ley impuesta por el presidente de los Estados Unidos, separa a padres e hijos.

La protagonista de esta imagen es una pequeña hondureña de dos años que llora desconsolada, asustada, sin entender por qué los agentes les han parado y cachean a su madre. No entiende nada, tiene miedo y por eso llora. La imagen, tomada por el fotógrafo de Getty, John Moore, se ha convertido en icono poderoso de una situación, la de los migrantes en Estados Unidos.

En declaraciones realizadas a Buzzfeed News, Moore explica que la familia de esta niña, aún un bebé, llegó desde México en balsa a través de Río Grande tras un mes de viaje y que fueron detenidos en Texas. No sabe precisar si la pequeña fue separada, como tantos otros niños, de su familia por los agentes de Aduanas y Protección de Fronteras.

El portal estadounidense de noticias ha intentando dar con su paradero sin conseguirlo. Les dicen que no separa a bebés de sus madres, pero al estar en el límite -a partir de dos años ya no se les considera bebés- no saben precisar cuál ha sido su destino. Un portavoz explica que salvo que existan condiciones excepcionales como historial criminal o evidencia de abuso, se les mantiene con su familia.

Icónica tras ser elegida por el New York Daily News como portada, sacar esa imagen no fue fácil para su autor. “Como padre, fue muy difícil para mí ver detenidas a estas familias, sabiendo que pronto serían divididas”, ha explicado. No es la primera situación de este tipo que vive. Recuerda cómo intentó calmar a un niño de 10 años con problemas diciéndole que todo iría bien para arrepentirse inmediatamente después por haberle hecho una promesa que sabía que era difícil de cumplir. Porque, problablemente, no todo iría bien.

Las patrullas fronterizas recorren la frontera entre México y Estados Unidos para detener a los inmigrantes que entran sin papeles. Niños y padres son separados una vez interceptados. (Foto: John Moore/Getty Images)