La Fiscalía presenta una denuncia por sedición por la movilización en Barcelona

La Fiscalía presentó el viernes una denuncia ante la Audiencia Nacional por delitos de sedición por los hechos acaecidos en las calles de Barcelona en los últimos días, tras la operación en la que se detuvo a varios cargos del gobierno regional en pleno desafío independentista de las autoridades catalanas. En la imagen, un grupo de manifestantes gritan consignas junto a un coche de la Guardia Civil atacado, frente a la sede de la Consejería de Economía de la Generalitat, en Barcelona, el 21 de septiembre de 2017. REUTERS/Jon Nazca

MADRID (Reuters) - La Fiscalía presentó el viernes una denuncia ante la Audiencia Nacional por delitos de sedición por los hechos acaecidos en las calles de Barcelona en los últimos días, tras la operación en la que se detuvo a varios cargos del gobierno regional en pleno desafío independentista de las autoridades catalanas.

En su escrito, el fiscal explica que la denuncia se basa en los hechos ocurridos el 20 y 21 de septiembre "en relación a las concentraciones y manifestaciones llevadas a cabo para impedir por la fuerza la actuación de las autoridades y sus agentes en el ejercicio de sus funciones en defensa del ordenamiento constitucional".

"Muchedumbre", "turba", "tumultuarias" son algunas de las palabras repetidas en la denuncia, que detalla el ataque a tres vehículos oficiales de la Guardia Civil e incluso el uso de disparos de los agentes para evitar "el ataque inminente" a un furgón policial en la sede de la CUP.

El artículo 544 del Código Penal define como reos de sedición a quienes "sin estar comprendidos en el delito de rebelión se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales".

La denuncia de la Fiscalía, que menciona expresamente la actuación de voluntarios de la Asamblea Nacional Catalana "con petos de color verde" para "dificultar la actuación policial" y a la asociación independentista Omnium por pedir que la movilización no cesase, supone un nuevo punto de presión en el conflicto social y político que vive España con motivo del referéndum secesionista del uno de octubre suspendido por el Constitucional.

Los presidentes de la ANC y de Omnium Cultural tienen previsto hablar esta tarde ante los manifestantes congregados ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya en el centro de Barcelona.

En caso de prosperar, la denuncia desviaría parte de la investigación sobre el proceso a Madrid y contribuiría a desahogar la presionada justicia catalana.

"INTERVENCIÓN DE LOS MOSSOS"

En el escrito, el fiscal menciona los dispositivos que tuvieron que montar los Mossos para posibilitar el trabajo de la Guardia Civil e incluso una orden expresa al Mayor del cuerpo de la policía local para "ordenarle expresamente" que activara un dispositivo de seguridad para permitir la salida de la Comisión Judicial de la Comisión de Economía.

Tras los incidentes callejeros que comenzaron el miércoles y que se han ido intensificando en las últimas horas en diversos puntos de Cataluña, el Ministerio de Interior anunció el envío de refuerzos policiales.

"El estado prepara el terreno para intervenir los Mossos y hay una voluntad clara de desprestigiarnos", dijo en su cuenta de Twitter el responsable de interior del gobierno catalán, Joaquim Forn.