El reinado de las acciones tecnológicas podría haber terminado

La “excepción de las tecnológicas” en la bolsa podría haber terminado, según Goldman Sachs. REUTERS/File Photos
La “excepción de las tecnológicas” en la bolsa podría haber terminado, según Goldman Sachs. REUTERS/File Photos

Durante casi una década, las acciones líderes tecnológicas de la mega capitalización como Apple, Amazon y Alphabet (GOOG | GOOGL) han dominado el mercado de valores de Estados Unidos.

Pero esos días parecen estar llegando a su fin, según los analistas de Goldman Sachs.

David Kostin, estratega jefe de acciones del banco en Estados Unidos, dijo a los periodistas en un encuentro realizado esta semana que es menos probable que la tecnología supere por márgenes importantes a otras empresas del índice S&P 500 en los próximos años y agregó que se espera que la brecha de crecimiento de los ingresos entre las compañías del sector y otras empresas sea sustancialmente menor.

“Podría decirse que la excepción tecnológica ha quedado atrás”, afirmó Kostin.

Durante un período de 10 años, de 2010 a 2021, los ingresos conjuntos que generaron los gigantes tecnológicos crecieron a una tasa anual del 18%, según los datos de Goldman, un rendimiento que Kostin calificó como “extraordinario”.

“Con la vista puesta en el futuro, el crecimiento de las ventas premium, la característica más emblemática asociada con las empresas tecnológicas de mega capitalización durante la última década, se ha comprimido dramáticamente”, escribieron Kostin y su equipo en una nota reciente.

Hace un año, estos cuatro gigantes tecnológicos cotizaban a un múltiplo del valor de empresa/ventas, una relación que compara el valor de una empresa con sus ventas, de 7x frente al 4x del resto de las compañías del S&P 500. La diferencia entre esas cifras y el mercado en general se ha reducido a 4x, en comparación con 2x.

La valoración Premium que los inversores estaban dando a las empresas tecnológicas más grandes del mercado ha caído bruscamente en el último año. (Fuente: Goldman Sachs)
La valoración Premium que los inversores estaban dando a las empresas tecnológicas más grandes del mercado ha caído bruscamente en el último año. (Fuente: Goldman Sachs)

Las lecciones históricas

Kostin también señaló que los dos años posteriores a la burbuja tecnológica de marzo de 2000 son un ejemplo instructivo para el entorno actual dado que en aquel período las cuatro compañías estadounidenses más grandes del momento registraron la mitad del crecimiento de ventas esperado.

Esta vez, la dirección del viento ha cambiado para los gigantes del Big Tech, y el sector tecnológico en general, sobre todo a medida que la Reserva Federal se aleja de las políticas de intereses bajos que alimentaron el entusiasmo de los inversores mientras se embarca en una agresiva campaña de ajuste monetario para frenar la inflación.

Las acciones tecnológicas, que son particularmente vulnerables a las tasas de interés más altas, han sido las más afectadas por la derrota de los mercados de valores de Estados Unidos en 2022 a manos de la Reserva Federal.

Apple, Microsoft, Amazon y Meta Platforms han perdido alrededor de 3 billones de dólares de valor de mercado este año, según datos de Bloomberg.

Hace un año, la capitalización de mercado agregada de la actual “cuarteto de las acciones más grandes”, como las llama Goldman Sachs, comprendía el 22% del S&P 500. En los últimos 12 meses, esa proporción ha caído al 18%, con las cuatro acciones principales devolviendo un agregado de -25% en comparación con el -13% de las restantes acciones del índice.

El peso colectivo de las cuatro acciones más grandes del mercado en el S&P 500 ha caído en cuatro puntos porcentuales en los últimos dos años, aunque esa cifra sigue siendo elevada si se analiza la serie histórica. (Fuente: Goldman Sachs)
El peso colectivo de las cuatro acciones más grandes del mercado en el S&P 500 ha caído en cuatro puntos porcentuales en los últimos dos años, aunque esa cifra sigue siendo elevada si se analiza la serie histórica. (Fuente: Goldman Sachs)

Esos problemas también han provocado que estas empresas congelen las nuevas contrataciones y realicen despidos masivos.

Goldman señala que el consenso sobre la expectativa de crecimiento anual de las ventas de estas cuatro acciones principales es del 9% durante el periodo comprendido entre 2021 y 2024, una cifra ligeramente superior al 7% esperado para el resto del mercado. Al mismo tiempo, el menguante crecimiento de las ventas de estas acciones de mega capitalización ha ido acompañado de una contracción en el valor Premium que los inversores atribuyen a estas empresas.

En un contexto más amplio, Goldman Sachs cree que el S&P 500 terminará plano en 2023, silenciado por la ausencia de ganancias.

"Las acciones estadounidenses en 2022 vivieron una dolorosa reducción de la valoración, pero el problema de las empresas en 2023 será la falta de crecimiento de los beneficios”, escribieron los analistas de Goldman. “En pocas palabras, el crecimiento cero de las ganancias impulsará una apreciación cero en el mercado de valores”.

También te puede interesar:

VIDEO | Por qué las marcas se están alejando de Twitter

Alexandra Semenova