La estrategia sencilla para tu dinero que te hará dormir tranquilo

·2  min de lectura
Tener tranquilidad y estabilidad financiera es una de las metas que todos tenemos en la vida. Siguiendo un plan, puede ser mucho más fácil de lo que crees. Foto: getty Images.
Tener tranquilidad y estabilidad financiera es una de las metas que todos tenemos en la vida. Siguiendo un plan, puede ser mucho más fácil de lo que crees. Foto: getty Images.

En épocas de inflación como la que vivimos, administrar las finanzas y establecer un presupuesto mensual puede ser un desafío, pero la estrategia 50-30-20 puede simplificar el proceso.

La senadora Elizabeth Warren la popularizó en su libro de 2005 All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan (Todo lo que tienes: el plan monetario definitivo para toda la vida) La regla básica es dividir los ingresos después de impuestos y asignarlos para gastar: 50% en necesidades, 30% en deseos y destinar el 20% a ahorros.

Aquí, describimos brevemente este plan presupuestario fácil de seguir.

Lo básico, no más del 50% de tus ingresos

La mitad de sus ingresos debe destinarse a las cosas que necesita. Estos incluyen todos sus costos esenciales, como el alquiler, los pagos de la hipoteca, alimentos, los servicios públicos, el seguro médico, los pagos de deudas y los pagos del automóvil.

Si este tipo de gastos representa más de la mitad de tus ingresos, es posible que debas reducir costos o recurrir a tu fondo de ahorros.

Un 30% para disfrutar

El 30% de tu salario o de tus ingresos debería destinarse a las cosas que quieres.

Esta categoría final incluye todo lo que no se considera un costo esencial, como viajes, suscripciones digitales, salir a comer fuera, ir de compras y divertirse. 

También puede incluir esos gustos de lujo que te quieres dar, por ejemplo si compras un auto mejor en lugar de económico.

20% para ese gran olvidado

Idealmente, el 20% de tus ingresos debe destinarse a ahorros e inversiones. Esta categoría incluye ahorros como un fondo de emergencia y ahorros para la jubilación y cualquier otra inversión, como una cuenta de corretaje en el mercado de valores. 

Los expertos recomiendan tener suficiente dinero en efectivo en tu fondo de emergencia para cubrir entre tres y seis meses de gastos de subsistencia. Algunos también sugieren acumular primero tus ahorros de emergencia y luego concentrarse en inversiones a largo plazo.

Y si tienes acceso a una cuenta de retiro con contribución de su empleador, como un 401 (k), puede ser una excelente manera de ahorrar una parte de tus ingresos antes de impuestos.

No existe una receta única para la administración del dinero, pero el plan 50-30-20 puede ser un buen comienza si decides poner en orden tus finanzas.

También te puede interesar:

VIDEO | Productos que conviene comprar de marca blanca

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.