La esposa de Tom Hanks ha dejado instrucciones precisas para su funeral

Rita Wilson

En 2015 la vida de la esposa de Tom Hanks, Rita Wilson, dio un vuelco cuando le diagnosticaron un cáncer de pecho que le obligó a enfrentarse a su propia mortalidad y le empujó a tomar una serie de decisiones en caso de que sucediera lo peor.

"Quise mantener una de esas conversaciones muy serias con mi marido y le dije: 'Mira, si algo sucediera y acabara marchándome yo antes, quiero que sepas que hay un par de cosas que me gustaría que hicieras por mí'. En primer lugar, quiero que estés muy triste, devastado, durante bastante tiempo... o de lo contrario, regresaré para atormentarte", le ha explicado la actriz y cantante, que por suerte consiguió superar ese bache de salud, a su compañera de profesión Kelly Clarkson en su 'talk show'.

La otra parte de las instrucciones precisas que le dio al oscarizado intérprete hace referencia a la manera en que le gustaría que la despidan sus seres queridos.

"Lo segundo es que espero que haya una fiesta. Quiero que organice una celebración y que haya mucha música y bailes y que la gente cuente historias y que sea así como me recuerden y me rindan homenaje", ha añadido.

En las últimas semanas Rita y Tom han recibido un aluvión de mensajes de cariño, que demuestran que son uno de los matrimonios más queridos de la meca del cine, tras ser dos de las primeras celebridades que confirmaron públicamente que habían dado positivo en la prueba del coronavirus.

Afortunadamente el actor y la cantante han superado ya la peor parte de la enfermedad y han podido regresar a su casa de Los Ángeles, donde terminarán de recuperarse.