La emotiva explicación de un padre sobre por qué sigue ayudando a su ex esposa después del divorcio

Esa mañana, Billy Flynn Gadbois se levantó más temprano de lo habitual y apuró el paso. Salió a la calle, en Boston, compró flores, una postal y un regalo para su ex esposa, en el día de su cumpleaños.

La idea era sencilla, pero muy sólida: hacer que sus dos hijos de 4 y 8 años agasajaran a su madre y que se respirara un ambiente de normalidad y cordialidad, a pesar de que el divorcio dejó las cosas más que claras para la pareja.

Billy Flynn Gadbois . Foto: página de Facebook Love What Matter

Al llegar a la casa de sus hijos, Flynn Gadbois también les ayudó a prepararle un suculento desayuno a su madre.

El testimonio de este hombre se ha vuelto viral en una página de Facebook titulada “Love What Matters”, donde ha sido compartido más de cientos de miles de veces:

“A menudo la gente me pregunta por qué diablos sigo haciendo todo eso por ella”, escribe. Es una pregunta que le incomoda, pero Flynn Gadbois se ha llenado de paciencia cada vez que la escucha, y cada vez que esto ocurre él tiene una misma respuesta:

“Estoy educando a dos hijos varones -argumenta-. El ejemplo que yo les doy sobre mi manera de tratar a su madre va a contribuir de manera significativa al modo en que ellos van a tratar a las mujeres, e influirá en su idea de las relaciones”.

Al habla con USA Today, Gadbois, de 36 años, aseguró que el problema es que hoy en día los padres divorciados no deben dejar que los sentimientos negativos sobre la otra persona dejen en evidencia un comportamiento mezquino frente a los niños.

“Decidimos desde el principio que íbamos a esforzarnos para compartirlo todo en la atención a nuestros hijos”, prosigue. “Creímos que es realmente importante que nos mostremos atención y respeto uno al otro delante de los niños. Ellos quieren cuidar de sus padres, y no pueden hacerlo por sí solos. Por lo tanto, si es el Día de las Madres y el niño no tiene nada que regalarle a su mamá, eso no estará bien”.

Lo mismo ocurre cuando se acerca el Día de los Padres: la ex esposa de Billy Flynn Gadbois procura que sus hijos dispongan de alguna atención para él.

Sin embargo, nadie ha dicho que sea fácil. La coparentalidad pacífica después de un divorcio trabajoso suele ser difícil de llevar a cabo, aunque Gadbois cree que vale la pena el esfuerzo.

“El divorcio realmente puede sacar lo peor de la gente, y se necesita esfuerzo para lograr que este tipo de relación entre dos padres funcione”, dijo.

“No estoy diciendo que todo el mundo necesite ayudar a sus niños a hacer el desayuno”, aclara. “Pero el mensaje que ellos están recibiendo es que podemos mostrarnos atención y respeto, además de ayudarlos a ellos a cuidar de su padre o de su madre, sin que se tenga en cuenta cuál es la relación entre uno y el otro”.