La dieta más sana y sostenible según la ciencia sería demasiado cara para 1.600 millones de personas

La dieta más sana y sostenible según la ciencia sería demasiado cara para 1.600 millones de personas

La previsión para 2050 es que en el planeta seamos 10,000 millones de seres humanos. Una cifra de la que es difícil hacerse una idea. Pero un problema que nos podemos, y debemos, plantear es cómo dar de comer a tal cantidad de seres humanos. Especialmente cómo hacerlo de manera saludable para los humanos y sostenible para el planeta.

Con esta idea se formó la comisión EAT-Lancet, con miembros de distintas instituciones de gran prestigio y el respaldo de la afamada revista Lancet. De los trabajos de esta comisión salieron una serie de propuestas, con una dieta saludable y sostenible ambientalmente que podría dar de comer a la población que se espera en 2050.

[Te puede interesar: Consumir menos es mejor que consumir “eco”, tanto para el planeta como para nuestra felicidad]

Salvo por un pequeño detalle: que una cantidad importante de personas no serían capaces de pagar una dieta así. Casi 1,600 millones de personas carecerían de los recursos económicos para adoptar esta dieta. Es decir, esta dieta no es apta para un 16% de la población.

Y eso que los cálculos son bastante conservadores. Porque para llegar a la cifra de 1,600 millones de personas se han utilizado los precios de 2011 recogidos en distintas bases de datos, y no lo que se prevé que crezcan los precios.

¿Dónde esta el problema? Donde muchos estamos imaginando: que hoy en día un porcentaje importante de seres humanos no pueden pagarse una dieta saludable. La dieta que proponen en la Comisión EAT-Lancet contiene más fruta, vegetales y productos animales de los que hoy en día están al acceso de muchos habitantes de países pobres.

Esto, sin tener en cuenta que se trataría de productos ambientalmente sostenibles. Por este factor, crecería el coste de los alimentos, y tal vez de manera notable. Por eso decíamos que se trata de un cálculo conservador. Es probable que la situación fuese peor.

[Te puede interesar: ¿Para combatir el hambre en el mundo hay que emitir más gases invernadero?]

Y sin embargo, queda esperanza. Para empezar, porque los responsables de calcular que la dieta no sería asequible para tal cantidad de humanos son, precisamente, los mismos que la proponen. Lo que demuestra que su intención es seguir trabajando sobre su propuesta, buscando errores y mejorando su trabajo.

Pero lo que tal vez es aún más importante: han puesto el debate sobre la mesa de los expertos. Tal y como tenemos diseñado el mundo hoy en día, una dieta saludable y sostenible deja fuera a una cantidad enorme de seres humanos. Es momento de buscar soluciones que también tenga en cuenta este problema.