La decadencia de Daniel Bisogno, el conductor que ya supera lo peor de él mismo

·4  min de lectura
Foto: El Universal
Foto: El Universal

Por Luis Moreno

La polémica no es nueva para Daniel Bisogno, de hecho vive de ella y para ella. Por eso el tumulto que en las últimas semanas se ha formado a su alrededor no debería sorprender a nadie. Es verdad que esta vez tocó una fibra que nunca había tocado antes: el tema político, concretamente al actual gobierno de México. Pero si algo nos ha enseñado durante su trayectoria, es que Bisogno lleva el papel de villano con mucho orgullo y que cada enemigo que le surge viene acompañado igualmente del apoyo de un nuevo admirador.

En este punto habría que preguntarse qué es lo que ha llevado a Bisogno a tener ya años de presencia exitosa en la televisión. En realidad el comunicador posee todos los elementos que le hacen ser un ejemplo del mal periodismo, aun cuando se dedique a un área como la de la farándula o, directamente, el chisme como espectáculo. Incluso en este nicho Daniel Bisogno resalta. Ejemplos hay muchos, como cuando calificó el aspecto de Ana Bárbara como el de una “marciana”, o al decir que al actor Jorge Antonio Guerrero (que interpretó a Fermín en Roma) parecía “ratero de autopartes”; también llamó a Galilea Montijo “naquita de pueblo” o cuando utilizó el término xenófobo “cubanada” para referirse a la supuesta traición que le hizo su ex amiga Raquel Bigorra.

En efecto, Bisogno no ha tenido piedad ni siquiera de quienes en algún momento fueron sus compañeras. A Ingrid Coronado la calificó de "prepotente y malagradecida”.

Los comentarios despectivos sobre el físico de las personas son parte del estilo del conductor: Sobre Chiquis Rivera dijo alguna vez que no podía respirar por “gorda”. Aunque hay ocasiones que ha topado con pared, como le pasó con Vicente Fernández de quien se había burlado por dar besos en la boca a sus hijos, sugiriendo que en Navidad tal vez la familia terminaba “echando pata”. En aquella ocasión el cantante no se quedó callado e incluso lo amenazó con darle un par de cachetadas por ser un “puerco”.

Bisogno ha ido más allá de los temas de famosos, y los mayores aprietos, de hecho, los ha vivido cuando opina sobre temas sociales y políticos. Así le ocurrió en 2018 cuando, harto de los problemas viales de la Ciudad de México, dijo que debería haber un permiso “para atropellar a los ciclistas si traes prisa”. Aunque posteriormente aclaró que lo había dicho en broma, esto no le salvó de recibir denuncias ante Conapred, instancia con la que ya había tenido problemas en 2013 por un texto publicado en el diario Basta en el que atacaba a las empleadas domésticas asegurando que “el personal doméstico que llega a trabajar con los famosos acaba por ser malagradecido, encajoso, abusivo y ratero”.

Ahora Daniel Bisogno enfrenta la controversia más complicada de su carrera. El meterse con un asunto de política, en el que interpeló de forma violenta a un usuario de Twitter partidario del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien había criticado a Ricardo Salinas Pliego, propietario de TV Azteca. No solo fue a meterse con la llamada Cuarta de Transformación, lo cual pega de lleno con los intereses de TV Azteca, la empresa para la que trabaja y cuyo dueño mantiene una relación cordial y de proyectos con el presidente, también fue el lenguaje que utilizó, donde dio muestra de su clasismo:

“[…] muerto de hambre ignorante lame huevos […] no tienes ni Pa tragar. Así son los excrementos cerebrales que nacen, viven y mueren en la pobreza absoluta.”, respondió Bisogno a un usuario de Twitter . El mensaje supera cualquier tono de broma con el que se hubiera podido justificar, como en ocasiones anteriores, y nuevamente tuvo que ofrecer disculpas.

El error podría costarle caro, incluso su puesto de trabajo en la televisora del Ajusco. Sin embargo, en el pasado ha mostrado que andar sin pelos en la lengua le lleva a recibir más reflectores que a fin de cuentas son el elemento del que vive. Puede que el episodio le cause problemas en TV Azteca, pero no descartemos que también le ayude a alimentar el personaje odioso que ha conformado desde hace ya más de dos décadas, uno que le funciona bien y que podría resurgir si a la televisora le conviene. Aunque en los tiempos que corren, cada día hay menos cabida para gente como él.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Fey y la historia de cómo la mercadotecnia la llevó a cambiarse la edad

El exitoso novio de Martha Higareda que ha trabajado con Lady Gaga, Kanye West y Bruno Mars

Britney Spears busca liberarse de su padre, comienza su lucha en la corte

EN VIDEO: Lanzado al aire: una llanta que explota causa sorpresa