La comparación odiosa (y desternillante) de los discursos de Obama y Trump tras sus 'victorias' frente al yihadismo

Barack Obama y Donald Trump están en polos opuestos de la política. No solo porque uno sea demócrata y el otro, republicano. Las decisiones tomadas por cada uno desde el Despacho Oval suelen estar en las antípodas del espectro ideológico las unas de las otras. Siendo antagonistas como lo son, no es de extrañar que compararles sea algo recurrente. Y en esa costumbre de enfrentarles, el popular presentador Jimmy Kimmel y su equipo pensaron que sería divertido comparar partes del discurso de Obama tras la muerte de Bin Laden con otras del speech de Trump tras la muerte de Al-Baghdadi. El resultado, efectivamente, es desternillante e iluminador.

Explica Kimmel antes de dar paso al vídeo montado por sus compañeros de programa que mientras Obama empleó algo más de 9 minutos para comparecer ante los medios e informar a estos y a la ciudadanía de los detalles de la operación que acabó con la muerte de Osama Bin Laden en 2011, Trump tardó en hacer lo mismo unos 40 minutos. Y de ahí pasó al vídeo, que puede verse embebido sobre estas líneas.

Dice el refrán que las comparaciones son odiosas, pero en este caso, además, es especialmente divertida además de elocuente, porque pone de manifiesto dos formas muy distintas de hacer política y anuncios institucionales. Así, Obama explicó que Estados Unidos había realizado “una operación que terminó con la muerte de Osama Bin Laden” y que “después de un intercambio de disparos" mataron al terrorista y tomaron “en custodia su cuerpo”.

Por su parte, Trump, en un tono mucho menos solemne, más como si estuviese tomando algo con unos amigos que ante los periodistas, anuncia con ciertas dificultades y muy despacio para no meter la pata con el nombre que “Abu Bakr al-Baghdadi está muerto” para pasar a dar algunos detalles sobre la operación como que “hicieron muchos disparos” y que incluso llegaron a llamar a la puerta principal como “hace una persona normal”.

El vídeo continúa mostrando al que fuera presidente demócrata avisando de que la muerte de Bin Laden “no marca el final de nuestro esfuerzo" y dando las gracias “a los hombres que realizaron esta operación”. Su discurso fue corto, sobrio y directo. Trump, sin embargo, se perdió en las formas y los detalles. Célebre es ya su frase para referirse a la muerte de Al-Baghdadi diciendo de él que “murió como un perro”.

Con 40 minutos, la cosa no quedó ahí. El actual inquilino de la Casa Blanca se explayó en su comparecencia, tanto que hasta le dio tiempo para informar de que estaba escribiendo un libro, otro, y para bromear sobre el hecho de que no tenía ningún “crédito” en la muerte del líder del ISIS.

La comparación hecha por Kimmel ha sido todo un triunfo en redes sociales. Él mismo la compartió en su perfil de Twitter y en solo unas horas había sido retuiteada más de 100.000 veces y aplaudida en forma de ‘me gusta’ en el doble de ocasiones.

El programa de Jimmy Kimmel decidió comparar los discursos de Donald Trump y Barack Obama para informar de las muertes de Abu Bakr al-Baghdadi y Bin Laden y el resultado habla por sí solo. (Foto: AP Photo/Manuel Balce Ceneta)