La boda soñada de Violeta Isfel... completamente patrocinada

Violeta Isfel compartió con la prensa su gran día. (Captura de video de YouTube)
Violeta Isfel compartió con la prensa su gran día. (Captura de video de YouTube)

Dice el dicho que "en martes, ni te cases ni te embarques", pero a Violeta Isfel no parece preocuparle el apocalíptico refrán y en él último martes de noviembre, la actriz y su pareja Raúl Bernal se dieron el "sí, quiero" tras cuatro años de relación.

Una boda inusual por el día en que se realizó, pero en línea con la costumbre mexicana de conseguir "padrinos de...". En el caso del enlace civil de Violeta y Raúl, estos fueron patrocinios a través de empresas especializadas en fiestas que respondieron a una convocatoria.

"Todo lo que ves aquí, y más que decir 'pusieron', tenemos que decir que este proyecto de nuestra boda fue una colaboración gigantesca... un ganar-ganar", dijo la actriz.

Incluso después de la boda civil, la concursante de Las estrellas bailan en Hoy abundó al respecto. Según dijo, el objetivo de tener una boda patrocinada fue la de apoyar a los sectores y negocios que no tienen dinero para publicitarse o se vieron mermados por la pandemia de covid-19... o algo así.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Frente a los medios presentes, la actriz comenzó a dar nombres de algunos negocios que fungieron como "padrinos": el Hotel B en Cozumel donde será la luna de miel a finales de diciembre; MEPA, una de las agencias de planeación de bodas más importantes de México (en su cuenta de TikTok hay varios videos del proceso creativo), Barabunta quien donó la mesa de dulces, The Piston Foods, Tacos Lobos, Pétalos Carmesí, el Hotel Fontán donde se realizó la recepción. Un conjunto de fotógrafos se trasladó desde Guadalajara para realizar el video.

Su vestido con escote de corazón, una falda y manga de tul, fue un diseño de Débh Herrera; los anillos, una creación de Elvin Zavala; Araceli Zárate fue la maquillista, David Quezada realizó el peinado, "y así nos fuimos sumando todos y al final, no solamente fue que pusieran o no pusieran, recordemos que estamos haciendo la publicidad y estas empresas no podían pagar la publicidad, los alcances que estamos teniendo en mis redes sociales ya están teniendo una cotización, fue un trabajo en conjunto y este es el resultado hermoso".

Vaya, decidir casarse es un compromiso grande. Organizarlo, ¡ufff!, por lo que entendemos es un proceso desgastante y estresante. En inglés hay un juego de palabras bridezilla ("bride"=novia, "godzilla", sí, el monstruo) para describir la conducta un tanto neurótica que algunas novias pueden presentar durante la organización de su boda. Y Violeta sabiamente decidió no convertirse en una de ellas y dejar en manos de otros algunas decisiones.

Y es que Violeta ha sido también muy honesta sobre cómo la depresión ha afectado su estado de salud mental y puso en riesgo su relación como pareja. "Mi depresión fue afectiva, es decir, vivía con estrés de correr al restaurante, al trabajo, fueron demasiadas presiones y nuna me di cuenta de que la depresión ya estaba instalada en mi sistema, ya estaba tratando terrible a la persona que más amo; después fue un rollo pasivo y cuando llegó la oferta de una obra de teatro y me sentí sin ganas de nada, ahí dije '¡cuidado, esto ya es un foco rojo muy grande!", dijo en entrevista con TVyNovelas que tiene la exclusiva del enlace.

Esos negros capítulos, por ahora, quedan en el pasado y la pareja gozará de su nueva vida de casados, mientras la temporada del reality de baile concluye y la puesta en escena Lagunilla mi barrio baja el telón por fin de temporada, para después disfrutar de su luna de miel.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Los árboles de Navidad de los famosos: ¿quién tiene el más espectacular?