La altura no sería ya aliada de México en eliminatoria

Por CARLOS RODRÍGUEZ

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — La altura de esta capital, otrora una aliada de la selección mexicana, se habría vuelto en su contra. Y el "Tri" ha lanzado un experimento en busca de mejorar su rendimiento como local y de evitar un susto similar al de la anterior eliminatoria mundialista.

Hasta la última fecha FIFA, disputada en noviembre, la selección se concentraba en el Centro de Alto Rendimiento localizado en la capital. A partir del lunes, México comenzó a entrenar en el estadio Centenario de Cuernavaca, ciudad ubicada unos 80 kilómetros al sur.

La Ciudad de México tiene una altitud de 2.250 metros sobre el nivel del mar, mientras que Cuernavaca, capital del estado de Morelos está a 1.510 metros.

El Estadio Azteca había sido una fortaleza infranqueable para los visitantes desde su inauguración en 1966 y hasta junio del 2001, cuando Costa Rica logró ser el primer país en vencer a México ahí. Honduras lo consiguió de nueva cuenta en el 2013, cuando México estuvo en peligro de quedar fuera del Mundial, consiguiendo con las uñas un boleto para un repechaje frente a Nueva Zelanda.

México no se ausenta de una Copa del Mundo desde Italia 1990, y eso por una sanción que le impuso la FIFA tras un escándalo en que se falseó la edad de futbolistas participantes en certámenes juveniles.

También en 2013, Jamaica, Estados Unidos y Costa Rica lograron salir con un punto del Azteca al igualar sin anotaciones.

"Lo analizamos y lo decidimos por sugerencia de los propios jugadores. Es comprobado que el efecto de la altura ocurre a las 72 horas y eso es lo que acontecía", dijo el entrenador colombiano del "Tri" Juan Carlos Osorio. "Creemos que con esta decisión el equipo va a estar mejor entrenado y preparado y vamos a imponer un ritmo que ojalá nos dé todas las posibilidades de ganar".

La sugerencia de mudar la sede fue realizada por el grupo de jugadores que militan en ligas europeas, quienes afirman que para ellos, el jugar a mucha altitud era tan complicado como para los equipos visitantes.

En la actual convocatoria de Osorio hay 11 jugadores que militan en Europa, aunque uno de ellos, Andrés Guardado ya causó baja para los dos partidos por lesión.

El resto de los 25 citados son jugadores que participan en el Clausura local, entre ellos el arquero Jesús Corona, quien no participó en el entrenamiento del lunes como precaución porque tiene un golpe en la pierna izquierda.

"Es algo que decidieron de arriba. Creo que puede ser un factor importante por el tema de los jugadores que vienen de Europa, les va a caer bien el concentrar en Cuernavaca", dijo el volante del Monterrey, Jesús Molina previo al primer entrenamiento.

Los dirigentes mexicanos habrían considerado incluso la posibilidad de sacar a la selección mexicana del Azteca. Por ahora han optado sólo por mudar los entrenamientos.

"Se han manejado muchas cosas, que se iba a cambiar de sede y muchas situaciones, pero sabemos lo que significa el Estadio Azteca para la selección porque siempre está lleno y la gente apoya", dijo el volante Elías Hernández. "Además es la casa de la selección y siempre ha pesado y no tiene por qué ser de otra manera".

El entrenamiento del lunes, realizado en el estadio Centenario, fue abierto al público.

México recibe a Costa Rica el viernes y cuatro días más tarde visitará a Trinidad y Tobago. Los "Ticos" lideran la eliminatoria con seis puntos, dos más que México y Panamá, poseedores por ahora de los otros dos pasajes directos a Rusia 2018.

El cuarto irá a un repechaje.