La advertencia de Profeco sobre los cubitos de caldo de pollo

·2  min de lectura
Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dedicó su revista mensual para advertir de los riesgos de los alimentos que tienen alto contenido en sodio. Por ello en sus primeras páginas realizaron un examen a los ingredientes que contienen los caldos de pollo en cubos que se usan comúnmente en la cocina mexicana.

La publicación menciona que estos productos contienen: sal yodada, grasas vegetales, fécula de maíz, glutamato monosódico, azúcar, colorantes, especias, carne y grasa de pollo, colorantes y saborizantes naturales y artificiales.

Además, la revista indica que tienen un alto contenido de sal, la cual es dañina para la salud si se consume en exceso y de glutamato monosódico, del cual menciona: "activa ciertas terminales de la lengua que hacen que el sabor de cada alimento sea más fuerte. Su uso es controvertido ya que se le relaciona con cuadros de dolores de cabeza, sudoración, opresión en el pecho, ardor en la boca y mareos".

Por ello la revista alerta a los consumidores: "considera que su consumo recurrente puede significar que le estés dando a tu organismo altos contenidos de sal, en consecuencia, de sodio, lo cual es dañino para tu salud", y recomiendan que no lo consuman las personas que tengan hipertensión.

Igualmente mencionan que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan que la ingesta de sodio en adultos esté por debajo de 5 gramos de sal al día y en niños se recomendaba que sea menor a 2 gramos, pero recientemente cambió la cantidad y solo señalan que debe ajustarse a las necesidades energéticas de los menores.

La Profeco no es la única entidad que ha advertido que el consumo recurrente de caldos de pollo en cubos y polvo son dañinos para la salud. Hace unos años, la organización el Poder del Consumidor advirtió que había cubitos de la marca Riko Pollo que tenían 2,396 miligramos de sodio por cubito y que la cantidad de pollo no llegaba ni a un gramo.

También hace unos años, la ONG analizó una cucharada de caldo de pollo Knorr Suiza y encontró que en ella había 1,282 miligramos de sodio y que de pollo solo contenía 0.024 gramos. Además, advirtieron que contenía los colorantes artificiales amarillo 5 y amarillo 6, los cuales están relacionados con provocar hiperactividad y déficit de atención en niños.

La organización hace hincapié que la información contenida en dichas radiografías de producto "podría tener modificaciones debido a la reformulación que la industria de alimentos y bebidas ultraprocesados realiza constantemente".

También debes ver:

EN VIDEO | Ciclista mexicana se pasó por encima de auto que bloqueaba una ciclovía

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.