Líder egipcio convoca a referendo constitucional

EL CAIRO (AP) — El presidente egipcio Mohammed Morsi convocó el sábado a un referendo dentro de dos semanas sobre un controvertido borrador de una nueva Constitución, al tiempo que decenas de miles de partidarios celebraban su decisión.

Morsi anunció la fecha del 15 de diciembre en un discurso televisado ante la asamblea encabezada por los islamistas que aprobaron el documento apresuradamente pese a la oposición de los grupos seculares y cristianos.

El Tribunal Constitucional decidirá el domingo si disuelve la asamblea. Si los jueces realizan su sesión, sin importar cuál sea la decisión, seguirá siendo un desafío y continuará la lucha entre el Morsi y el poder judicial, que a comienzos de año disolvió el parlamento dominado por islamistas.

"Después de recibir este borrador constitucional y ante el entusiasmo por construir las instituciones de la nación sin retraso, hago hoy un llamado a un referendo público sobre este borrador para el 15 de diciembre", dijo Morsi. "Rezo a Dios y espero que sea un nuevo día de democracia en Egipto".

Morsi exhortó a aquellos que se oponen a él a salir a votar. "Todos nosotros construimos la nación", indicó.

Al anunciar la fecha, más de 100.000 simpatizantes bailaron y cantaron en celebración reunidos en una de las plazas de El Cairo. Los egipcios agitaban banderas nacionales y fotos del presidente para respaldar su gestión y la ley islámica.

La concentración, organizada por la integrista Hermandad Musulmana, es un alarde de fuerza de los islamistas que intentan acallar las nutridas manifestaciones de la oposición realizadas esta semana. Los islamistas sostienen que los liberales, empeñados en organizar una oposición coherente casi dos años después del levantamiento que derrocó al presidente Hosni Mubarak, no representan a la gran mayoría de los egipcios.

La Hermandad y los islamistas obtuvieron casi el 75% de los escaños en las elecciones parlamentarias del año pasado. Morsi es miembro del partido político de la Hermandad.

Las manifestaciones —las más multitudinarias a favor de Morsi desde que llegó al poder en junio— son vistas como una demostración de fuerza de los islamistas que buscan contrarrestar las marchas de gente que se opone al decreto de Morsi de otorgarse facultades plenipotenciarias. El viernes, unas 200.000 personas llenaron las calles de El Cairo y prometieron derrocar el constitucional además de exigir la derogación de los decretos que neutralizar la eficacia e independencia del poder judicial.

Asimismo, el sábado miles de opositores a los decretos de Morsi que le otorgan amplios poderes se manifestaron en la plaza Tahrir de El Cairo.

Por su parte, el destacado promotor de la democracia y nominado al Nobel de la Paz, Mohamed ElBaradei, dijo en su cuenta de Twitter que el referendo convocado por Morsi "mina las libertades básicas y viola derechos universales. La batalla continúa".

Cargando...