Lützerath, el pueblo alemán que será borrado del mapa para ampliar una mina de lignito

AP - Michael Probst

Los activistas defensores del clima perdieron una batalla en Alemania. Un pequeño pueblo desaparecerá para ceder su lugar a la expansión de una mega mina de carbon a cielo abierto, la mayor fuente de CO2 de Europa.

Es una fosa de 7 kilómetros de largo y 200 metros de profundidad que se ha convertido en el epicentro de la resistencia de los ecologistas contra los combustibles fósiles que dañan el clima. La mina de Garzweiler II en Alemania, donde se extraen cada año millones de toneladas de lignito, es la mayor fuente de CO2 de Europa.

Grupos de activistas ecologistas apoyados por la joven Greta Thunberg intentaron evitar la ampliación de una mina a tajo abierto y la destrucción de Lützerath, un pueblo vacío después de que fueran reubicados por la empresa energética RWE.

Aunque la compañía asegura que la mina cerrará sus actividades en 2030 en lugar de 2038, Sebastian Rötters, especialista en temas energéticos en la ONG ecologista alemana Urgewald recuerda que la expansión minera en esta región de Alemania ocasionó la destrucción de varios pueblos, una iglesia del siglo XIX, y la modificación del trazado de una autopista.

“Para mucha gente en la región, la expansión de la mina fue un desastre. Tuvieron que dejar su casa donde crecieron sus hijos. El costo es alto, sobre todo para una energía del pasado como el carbón”.

El activista alerta también sobre el impacto ambiental de la excavación: “¿Qué pasará después? Si quemamos entre 30 y 70 millones de toneladas de lignito anualmente, esta cantidad de material falta después. Quieren hacer lagos artificiales. RWE tienes planes de desviar aguas del río Rin durante 70 años para llenar el tajo”.

Escuche la entrevista completa:


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
Lützerath, el pueblo alemán que podría desaparecer ante el avance de una mina de carbón
Mala noticia para el clima: Europa reabre sus centrales con carbón
Expertos: Exportar más carbón de Colombia a Europa aumentará ecocidio y violaciones a DDHH