López Obrador viaja a Washington con su reforma eléctrica bajo el brazo

Ciudad de México, 17 nov (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, emprende este miércoles su tercer viaje al extranjero para reunirse en Washington con sus homólogos de Estados Unidos, Joe Biden, y de Canadá, Justin Trudeau, para tratar temas migratorios y comerciales, si bien no descarta abordar su polémica propuesta de reforma eléctrica.

"No está (la reforma en la agenda) pero si sale en la conversación pues también lo tratamos", advirtió el presidente en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional poco antes de partir en un vuelo comercial hacia la capital estadounidense.

PREOCUPACIÓN DE LOS VECINOS

López Obrador lanzó a finales de septiembre una polémica propuesta de reforma constitucional en materia eléctrica, que todavía no ha sido debatida en el Congreso, para limitar la participación de empresas privadas tanto nacionales como extranjeras en el sector y fortalecer así la Comisión Federal de Electricidad (CFE), priorizando incluso el uso de combustibles fósiles.

El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, confesó "serias preocupaciones" por la reforma y puso en duda que fuera "posible" cerrar un acuerdo al respecto.

Por su parte, la ministra canadiense de Exteriores, Mélanie Joly, visitó México en vísperas de la cumbre, donde resaltó "la importancia del comercio y las inversiones, incluso en el sector minero y energético".

"Difícilmente no se hable sobre el tema. Sí se tocará aunque no esté en la agenda", dijo este miércoles a Efe Beata Wojna, profesora de Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey y exembajadora polaca en México.

López Obrador subrayó en la conferencia de este miércoles que el objetivo de su reforma es que "no aumente el precio de la luz" y acabar con "los abusos de las empresas particulares, sobre todo las empresas extranjeras".

"¿Creen que me va a costar trabajo decirle eso a Biden o Trudeau? Pues no. Ni modo que ellos estén a favor o protejan a corruptos", esgrimió.

CARA A CARA CON BIDEN

La última cumbre entre los líderes de Norteamérica, conocida como de los "Tres Amigos", tuvo lugar en Canadá en 2016 pues dejó de celebrarse durante la Presidencia de Donald Trump en Estados Unidos (2017-2021).

Será el primer encuentro presencial de López Obrador con Biden y con Trudeau, con quienes se reunirá de forma individual antes de la cumbre de los tres, en la que hablarán de la pandemia de covid-19, el tratado comercial T-MEC, el medioambiente y las migraciones.

Para Wojna hay "un problema protocolario" porque López Obrador había invitado a Biden a México para la celebración del bicentenario, pero el presidente estadounidense no acudió a la cita.

La exembajadora recordó que López Obrador tuvo "una química muy sorprendente" con el republicano Donald Trump y la relación con Biden tiene más "tensión", opinó.

Con el mandatario demócrata, López Obrador ha subido la voz contra el embargo de Cuba, ha arremetido contra la financiación estadounidense de ONG mexicanas y su Gobierno ha emprendido una demanda contra empresas de armas de Estados Unidos.

Pero también es cierto que Washington y Ciudad de México han estrechado la cooperación en materia de seguridad y López Obrador ha encomiado la estrategia migratoria de Biden.

"Desde luego hay una mayor apertura con el Gobierno Biden por el tema migratorio y su intención de tener una legislación ambiciosa. La relación es más cordial que con Trump", opinó en cambio Emerson Segura, experto del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi).

¿UN GIRO EN POLÍTICA EXTERIOR?

Desde que asumió el poder a finales de 2018, López Obrador ha mostrado un cierto desinterés hacia la política internacional, alegando que "la mejor política exterior es la política interior".

El presidente viajó por primera vez al extranjero en julio de 2020 para reunirse con Donald Trump en la Casa Blanca, mientras el canciller, Marcelo Ebrard, ha sido el encargado de representarlo en cumbres internacionales.

Pero ahora, en menos de 15 días, ha estado en Nueva York para participar en el Consejo de Seguridad de la ONU y regresa a Estados Unidos para la cumbre de líderes norteamericanos.

"Es innegable la búsqueda de un mayor protagonismo por parte del presidente López Obrador en el área internacional. Está recuperando la interlocución con el mundo", opinó Segura.

Para algunos, el punto de inflexión fue el pasado julio, cuando López Obrador propuso ante los ministros de Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), reunidos en México, sustituir la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Pero para otros estos viajes son coyunturales, puesto que López Obrador no podía rechazar su presencia en la ONU y en Washington.

"No creo que a partir de noviembre el presidente de México vaya a viajar más o a participar en foros internacionales. Seguirá haciendo lo mínimo imprescindible en el contexto internacional", zanjó Wojna.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.