López Obrador respaldó la liberación del hijo del "Chapo" Guzmán: "No queremos la guerra"

LA NACION

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que capturaran y liberaran ayer, en medio de una situación de extrema violencia, a un hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán en Culiacán, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo hoy en una conferencia de prensa que respaldaba la decisión porque "el operativo ponía en riesgo la vida de mucha gente".

Frente a un grupo de periodistas en Oaxaca, López Obrador indicó que fue informado de la captura de Ovidio Guzmán López ayer alrededor de las 15, e inmediatamente se reunió el gabinete de Seguridad para "darle seguimiento al asunto" que se estaba desarrollando en la capital de Sinaloa.

"El secretario de la Defensa, el secretario de Marina y el secretario de Seguridad se reunieron, le dieron seguimiento al problema y tomaron decisiones que yo respaldo, que yo avalo, porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos", indicó el mandatario mexicano.

Frente a una situación de pánico, tensión y violencia, que podía terminar en una "masacre" en Culiacán, "se decidió proteger la vida de las personas". "Yo estuve de acuerdo con eso porque no se trata de masacres, ya eso se terminó. No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas", respondió el presidente ante las preguntas de los periodistas sobre la polémica liberación.

"No se puede apagar el fuego con el fuego. Esa es la diferencia de esta estrategia con relación a lo que han hecho los anteriores gobiernos. Nosotros no queremos muertos, no queremos la guerra", defendió. "Pero la estrategia que se estaba aplicando anteriormente convirtió al país en un cementerio y eso ya no lo queremos".

Además, López Obrador habló de las dos grandes mafias que enfrenta México: la delincuencia de cuello blanco y la delincuencia organizada. "Con rectitud, con honestidad, con justicia vamos a garantizar la paz y la tranquilidad en el país", afirmó.

El presidente rechazó que la liberación de Ovidio Guzmán mande un mensaje de impunidad, como cuestionaron muchos, y aseguró que en su gobierno no hay connivencia con grupos del crimen organizado. "Yo le digo al pueblo de México que tenga confianza (...) Está bien pintada la raya, la frontera entre delincuencia y autoridades".

Guzmán López no es uno de los hijos más conocidos de "El Chapo", el líder del cártel de Sinaloa que en julio fue condenado en Estados Unidos a cadena perpetua por narcotráfico, pero las autoridades estadounidenses lo buscan por cargos de distribución de cocaína, metanfetaminas y marihuana de México a ese país desde 2008 a 2018 junto a su hermano Joaquín Guzmán López.

Ayer fue detenido y posteriormente liberado por fuerzas de seguridad el hijo de "El Chapo" Guzmán, en medio de un caos provocado por balaceras y detonaciones de armas de grueso calibre que duraron varias horas.