López Obrador justifica ocupación de vías férreas de empresa privada en estado de Veracruz

·3  min de lectura

Ciudad de México, 22 may (EFE).- La ocupación temporal de tres tramos de vías ferroviarias de la empresa privada Grupo México Transportes es legal y es parte de una recuperación para evitar que se privatice el Corredor Interoceánico que se desarrolla en el sureste del país, justificó este lunes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Apenas el pasado viernes, López Obrador firmó un decreto en el que declara de utilidad pública 120 kilómetros de vías ferroviarias que operaba la filial de Grupo México y cedió su administración a la empresa estatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, operadora del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

“La vía, que es de la nación, va a regresar al dominio de la nación por seguridad nacional y por interés público; es completamente constitucional y legal”, afirmó López Obrador este lunes en su conferencia diaria.

Además, insistió en que no es parte de una actuación autoritaria y que el proceder es “de conformidad con la Constitución y las leyes”.

“No queremos que, en el futuro, se privatice todo esto que se está haciendo, que son obras públicas muy importantes para el desarrollo del sureste”, añadió el mandatario.

Además, aseguró, como lo señala el decreto, que el Gobierno mexicano estaría dispuesto a pagar una indemnización para recuperar la concesión de las vías férreas que corren de Medias Aguas a Coatzacoalcos, en el estado mexicano de Veracruz, en el suroeste del país.

Aunque detalló que la compañía ha estimado un valor de 9.500 millones de pesos, el mandatario mexicano aclaró que se deberá de seguir el proceso legal correspondiente a su decreto de ocupación temporal.

El decreto publicado el viernes en el Diario Oficial de la Federación prevé que la compañía podrá abrir un proceso legal ante tribunales bajo la Ley de Expropiación, “con el único objeto de contravenir el monto de la indemnización”.

En este sentido, indica que las indemnizaciones que procedan por la ocupación temporal deben consistir en una compensación a valor de mercado.

Detalla que el pago procederá para quienes acrediten legalmente su derecho respecto de las zonas y superficies señaladas y el dictamen valuatorio estaría a cargo del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales.

Esta medida se dio un día después de que López Obrador declarara de “seguridad nacional e interés público” sus megaproyectos prioritarios como el Tren Maya, el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, cuatro aeropuertos, entre otros desarrollos para el sur del país.

“(El sur mexicano) vivía la paradoja de ser la región más rica con el pueblo más pobre, porque nada más se dedicaban a saquear”, dijo el mandatario.

Agregó que su plan es la construcción o rehabilitación para cruzar el Istmo; unir Asia con el Atlántico, sobre todo con la costa este de Estados Unidos, pues recordó es el principal socio comercial de México.

El jefe del Estado mexicano también recordó que la Secretaría de Marina es la encargada de este magno proyecto del Corredor Interoceánico, “con el objetivo de salvaguardar la inversión pública”.

“No tiene que ver con la militarización que piensan; una cosa es la defensa de nuestro territorio y otra cosa es la militarización”, concluyó.

Por esta ocupación también han levantado la voz el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) que ha advertido de los riesgos para la confianza a los inversionistas, en medio de un fenómeno en el que el país busca ser atractivo al capital extranjero como fenómeno de la relocalización de las cadenas de valor.

(c) Agencia EFE