López Obrador busca que vuelos de carga aterricen en su nuevo aeropuerto

Ciudad de México, 19 ene (EFE).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, afirmó este jueves que avanza en acuerdos para que los vuelos de carga aterricen en el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), su obra insignia, en vez del antiguo aeropuerto capitalino.

El mandatario anunció que busca la conciliación con empresas que se dedican al aerotransporte, con las aduanas y los directivos aeroportuarios para que los vuelos de carga ya no aterricen en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) pese a las críticas del sector privado.

“Se está llegando a este acuerdo con agencias aduanales, con quienes se dedican al transporte de carga en aviones, se va avanzando bastante bien", comentó en su rueda de prensa diaria.

"Y se está llegando a este acuerdo con los directores de los dos aeropuertos”, afirmó.

El presidente hizo este anuncio en medio de las críticas que afronta el AIFA, un aeropuerto que él inauguró en marzo pasado cuestionado por su lejanía del centro de Ciudad de México y estar a cargo del Ejército, pero que él busca que prospere.

Incluso, López Obrador pidió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, que aterrizaran la semana pasada en el AIFA durante la Cumbre de Líderes de América del Norte.

El mandatario reconoció que requerirá tiempo y consenso para que se materialice su iniciativa, pero insistió en que se requiere solucionar un problema de "saturación" que él percibe en el AICM.

“Porque sí hay una saturación en el actual aeropuerto, el AICM, y tenemos espacios y hay condiciones de seguridad (en el AIFA), de agilizar trámites, de que mejoren todos los que se dedican a la aviación o al transporte de carga”, sostuvo.

"No queremos imponer nada”, prometió.

El AIFA es uno de los megaproyectos emblemáticos de López Obrador, quien lo ha denominado “el mejor aeropuerto de México y uno de los mejores del mundo”.

Desde el inició de su construcción desató polémica por la cancelación de un proyecto anterior en otra región de la zona metropolitana de la capital mexicana, en Texcoco, con un costo de 113.327 millones de pesos (unos 5.500 millones de dólares), según auditorías oficiales.

Este aeropuerto cuenta con más de 384.000 metros cuadrados y puede albergar hasta 19,5 millones de pasajeros, así como mantener 119.00 operaciones al año, según estimaciones del Gobierno mexicano, que instruyó a las Fuerzas Armadas su construcción

(c) Agencia EFE