López Obrador asegura que no debe nada a gobernadores mexicanos opositores

Agencia EFE
·3  min de lectura

México, 28 oct (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó este miércoles que no les debe nada a los gobiernos estatales que amenazan con romper el pacto federalista y del mismo modo celebró que se quiera hacer una consulta ciudadana al respecto, pero advirtió: "No es conmigo, es con la Constitución".

Durante su conferencia matutina desde Palacio Nacional, el mandatario señaló que el pacto federal no se puede romper como lo han planteado los gobernadores de oposición porque "esto tiene que ver con la Constitución".

Sostuvo que "se tendría que llevar a cabo una reforma para cambiar la fórmula de la distribución del presupuesto, hay estados que solicitan más recursos. El presupuesto federal no se distribuye a capricho".

López Obrador expuso que a los estados se les entrega un monto anual, de acuerdo a la población, pobreza y otros parámetros, lo cual "obedece a un mandato constitucional. Estos acuerdos se empezaron a establecer desde 1980, por la Ley de Coordinación Fiscal".

Dijo que al gobernador del occidental estado de Jalisco, Enrique Alfaro, "no le debemos nada. No se les demora la entrega de los recursos", a pesar de que el gobernador asegura que no se le han entregado recursos.

López Obrador pidió a los gobernadores que "no manipulen", porque el gobierno federal actúa en el marco de la legalidad y no se ha demorado la entrega de los recursos.

"Lo que se entrega a los estados, ellos pueden aplicarlo de la manera que lo consideren porque son libres y soberanos" añadió.

Refirió que muchos de los estados que argumentan que no se les han entregado recursos son quienes estuvieron en contra de dar pensiones a adultos mayores y apoyos a personas con discapacidad y estudiantes.

"No le vamos a entregar dinero a los gobiernos de los estados y no por desconfianza, ni por precaución, sino que entregamos los apoyos de manera directa a la gente, no queremos intermediarios, así me lo recomendó el pueblo", sostuvo el mandatario.

El martes, los gobernadores mexicanos de la Alianza Federalista, que agrupa a diez estados dominados por la oposición, amenazaron al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador con convocar consultas populares para que los ciudadanos opinen sobre el modelo de financiación de los estados.

Desde el lunes la alianza de gobernadores opositores criticó el "centralismo" del Gobierno federal, por lo que López Obrador les retó el martes a consultar a los ciudadanos si quieren que sus estados salgan de la Federación.

"Si tienen vocación democrática tendrían que preguntar a los ciudadanos de los estados que gobiernan", dijo López Obrador.

La Alianza Federalista, que fue creada por gobernadores molestos con el manejo de la pandemia de la covid-19 por parte del Gobierno federal, está compuesta por Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, diez de los 32 estados del país.

En un choque sin precedentes, estos gobernadores anunciaron el pasado septiembre su salida de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), un organismo que unía a todos los estados y al Gobierno central.

(c) Agencia EFE