López Obrador abre frente diplomático con Colombia

·3  min de lectura

Alberto Morales y Pedro Villa y Caña

CIUDAD DE MÉXICO, junio 4 (EL UNIVERSAL).- Las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el candidato de izquierda a la presidencia de Colombia, Gustavo Petro, provocaron "inconformidad" en el gobierno colombiano, que las consideró como una "injerencia" a la vida interna de la nación sudamericana.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo federal se solidarizó con Gustavo Petro, quien —dijo— enfrenta una campaña de desprestigio y "guerra sucia" de lo más indigna, ruin y cobarde.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia manifestó su inconformidad por las expresiones del Presidente, que constituyen una "injerencia desobligante en los asuntos internos de nuestro país2.

Por medio de su cuenta de Twitter, la cancillería colombiana indicó que esa nación respalda un proceso democrático con todas las garantías institucionales para los aspirantes a la presidencia de la república.

"Tanto los que apoyan a un candidato, como al otro, merecen todo el respeto de la comunidad internacional y de altos dignatarios", apuntó.

Por ello, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia advirtió que con el mismo respeto que ha profesado por las instituciones y el Mandatario mexicano, "le solicitamos respetar la autonomía del pueblo colombiano para escoger a su próximo presidente sin injerencias que traten de influir en los electores".

El Titular del Ejecutivo mexicano, sin que hubiera una pregunta de por medio, aseveró que Petro enfrenta una campaña similar a la que él padeció como abanderado de oposición.

"Nada más por un instante voy a decir que le mando un abrazo a Petro desde aquí. ¿Y saben por qué lo abrazo? Porque está enfrentando una guerra sucia de lo más indigna y cobarde, todo lo que ya vimos y padecimos en México", destacó.

"Petro, un peligro para Colombia, comunista, guerrillero, Colombia va a ser como Venezuela, etcétera, etcétera, etcétera, pero con todo, unidos todos los conservadores, y sin ética, olvidando que la política es un imperativo ético", sostuvo el presidente López Obrador.

El Mandatario comentó que hacía dichos señalamientos porque si alguien ha padecido, "no exagero ni me siento víctima de esas guerras sucias, es el que les habla, desde años".

Por ello, recomendó ánimo y confiar, y tener mucha fe en la inteligencia del pueblo.

Señaló que en el caso de Gustavo Petro le molesta mucho la campaña en su contra porque es indigna, ruin, "y es lo que ya nosotros hemos enfrentado".

El Presidente recordó que en la campaña presidencial de 2006 —en la que sus adversarios "impusieron" a Felipe Calderón Hinojosa— trajeron a asesores y publicistas, como Dick Morris y Antonio Solá, pero fue el primero quien acuñó la frase "López Obrador es un peligro para México”.

"Espero que la gente en Colombia no se deje manipular, actúe con libertad y vote por el que quiera, pero no a esa guerra sucia, porque es un menosprecio a la persona, es pensar que el ser humano puede ser manipulable y esa es la mentalidad de estos publicistas mercenarios", opinó.

Criticó que ese tipo de campañas se dan en cualquier lugar del planeta, porque además tienen el control de todos los medios y así dominan, aturden, se imponen, están suplantando el derecho del ciudadano a elegir libremente a sus autoridades.

La presidencia de Colombia se definirá el próximo domingo 19 de junio, en una segunda vuelta entre Gustavo Petro Urrego, el candidato de izquierda que obtuvo 40% de los votos, y el empresario Rodolfo Hernández Suárez, quien consiguió 28% de los sufragios en la primera vuelta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.