López Miras remodela de urgencia el Gobierno de Murcia tras la salida de la consejera expulsada de Vox

López Miras, en un acto reciente
López Miras, en un acto reciente

López Miras, en un acto reciente

Crisis de Gobierno en Murcia a cuatro meses de las elecciones regionales. El presidente Fernando López Miras ha reaccionado tras sacar del Ejecutivo a la consejera de Educación, Mabel Campuzano, que fue expulsada de Vox.

En una rueda de prensa de urgencia este lunes, el dirigente popular ha presentado los tres nuevos nombres de un Ejecutivo “con una única voz, hoy más fuerte”. “Hoy tomo una decisión oportuna e imprescindible”, ha añadido antes de desglosar las figuras de su remozado equipo de gobierno de aquí a las autonómicas de mayo.

López Miras ha asegurado que la salida de Campuzano no responde a su formación de origen, “de la que ella fue expulsada”. Por ello, ha negado cualquier ‘tacticismo’ político al ser preguntado por los periodistas. “Se sabe que su vinculación (de la exconsejera) no es la mejor posible entre ella y el partido, así que no hay ningún tipo de estrategia política en esta decisión”, ha apuntado.

En lugar de la ‘ex’ de Vox estará Víctor Marín, que desde octubre de 2019 desempeñaba el cargo de subdirector general de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad.

Otro de los nuevos nombres es el de Concepción Ruíz Caballero, como consejera de Política Social, Familias e Igualdad, que también se ocupará del área LGTBI. Ruiz Caballero venía ejerciendo como directora general de Personas con Discapacidad del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS).

Aprovechando la oportunidad, el presidente murciano ha anunciado la creación de la Consejería de Medio Ambiente, Mar Menor, Universidades e Investigación que también tratará el trasvase Tajo-Segura. A su cabeza estará el senador del PP Juan María Vázquez Rojas, hombre de confianza del mandatario.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Además, hay nuevo portavoz para “esta nueva etapa”, ha señalado López Miras. Se trata de Marcos Ortuño, quien ya ejercía de consejero de Presidencia, Turismo, Cultura y Deportes. El político murciano sustituye como cara visible del Ejecutivo a Valle Miguélez, que mantiene el cargo de consejera de Empresas, Economía Social y Autónomos.

Campuzano, que mantendrá su escaño en la Asamblea Regional de Murcia, no ha querido hacer valoraciones sobre su salida. La ya exconsejera, que lo fue de Educación y Cultura llegó al cargo a consecuencia del pacto alcanzado con los expulsados del partido de Santiago Abascal para asegurarse la mayoría tras la moción de censura presentada en 2021 por PSOE y Ciudadanos. Finalmente dicha moción salió adelante por el voto contrario de tres tránsfugas del partido ‘naranja’.

En clave interna de Vox, Campuzano y dos de sus compañeros de filas, Juan José Liarte y Francisco José Carrera fueron expulsados de la formación liderada por Santiago Abascal debido a conflictos surgidos en el seno del grupo parlamentario. Pero también hubo discrepancias entre los tres ‘díscolos’ de Vox, por lo que en abril de 2022, Campuzano renunció a las competencias de Cultura, que pasaron a manos de Marcos Ortuño.

La oposición habla: de “tomadura de pelo” a que “las cuentas no cuadran”

El secretario general del PSOE en la Región de Murcia, Pepe Vélez, ha afirmado que los cambios anunciados por López Miras en el Gobierno regional a pocos meses de las elecciones autonómicas son “un intento de lavado de cara vergonzante y una tomadura de pelo que no cambia nada”. “La única diferencia es que aumenta el número de consejerías y, por tanto, el gasto público”, ha subrayado, en declaraciones recogidas por Europa Press.

A su vez, Vélez ha resaltado que “con esta remodelación, el PP de la Región pretende tapar los escándalos de transfuguismo del Partido Popular durante esta legislatura, así como su incapacidad para gestionar esta Región”. “Estas modificaciones no cambian nada, son el colofón a una legislatura nefasta, marcada por el transfuguismo, la compra de voluntades y la degradación de las instituciones”, ha resumido el secretario general de los socialistas en la Región de Murcia.

Para Vox Murcia, el cambio de gobierno “de tránsfugas y expulsados” se debe a que “las verdaderas encuestas, las internas, no le son satisfactorias”. El presidente regional de la formación y exjugador de baloncesto, José Ángel Antelo, considera que “es evidente la caída del PP en intención de voto y los buenos resultados de Vox; las cuentas no se cuadran”.

Ahora López Miras pretende realizar “una anestesia general en la Región, ya que su gobierno ha estado formado en contra de la voluntad popular, a pesar desde que este partido se le pidió en numerosas ocasiones el adelanto electoral”, ha concluido.

Podemos, por su parte, habla de un “cambio de cromos”, como lo ha definido la portavoz morada en la región, María Marín. Un “mero retoque estético, puro maquillaje, un lifting [...] pensando más en la campaña electoral que en los problemas y necesidades de la gente”.

Related...