ASEAN rechaza ser el escenario de tensiones entre potencias

NOM PEN, Camboya (AP) — El presidente de Indonesia prometió el domingo impedir que el sureste asiático se convierta en el frente de una nueva Guerra Fría, en medio de crecientes tensiones entre Estados Unidos y China. La región no se convertirá en “una herramienta de ninguna potencia”, afirmó al asumir el turno de presidencia de la influyente Asociación de Naciones del Sureste Asiático.

El bloque (ASEAN, por sus siglas en inglés), con una población combinada de unos 700 millones de personas, “debe ser una región dignificada” y “defender los valores de humanidad y democracia”, indicó Joko Widodo. Esos principios se han visto puestos a prueba por la toma militar del año pasado en Myanmar y preocupaciones sobre derechos humanos en Camboya

“La ASEAN debe convertirse en una región pacífica y ancla de la estabilidad global, defender de manera consistente el derecho internacional y no ser una herramienta para ninguna potencia”, aseguró. “ASEAN no debe dejar que la dinámica geopolítica actual traiga una nueva Guerra Fría a nuestra región”.

China cada vez es más asertiva en el Asia-Pacífico y presiona en sus reclamaciones sobre la democracia autogobernada de Taiwán. Estados Unidos reacciona a esa estrategia, y las tensiones aumentan en la zona.

Mientras los líderes de la ASEAN se reunían durante el fin de semana en Nom Pen, Estados Unidos realizaba ejercicios navales con sus socios del grupo conocido como Quad -Australia, India y Japón- en el Mar de Filipinas, al este de Taiwán.

Y el sábado, el ejército chino envió 36 cazas ligeros y bombarderos cerca de Taiwán, diez de los cuales cruzaron la línea intermedia en el Estrecho de Taiwán que separa la isla del territorio continental, según las autoridades taiwanesas.

Los vuelos formaban parte de la campaña redoblada del presidente de China, Xi Jinping, para intimidar a Taiwán con vuelos regulares de cazas y bombarderos cerca de la isla, así como lanzamiento de misiles al mar en torno al territorio.

En la cumbre de Asia Oriental del domingo, que se celebraba en paralelo a la cumbre de la ASEAN y a la que asistían tanto Estados Unidos como China, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recalcó que la libertad de navegación y sobrevuelo debe respetarse en los mares de China Oriental y Meridional y que todas las disputas deben resolverse de forma pacífica y acorde al derecho internacional, según la Casa Blanca.

Biden añadió que Estados Unidos competirá de forma enérgica con China al tiempo que mantiene sus líneas de comunicación abiertas y se asegura de que la competencia no deriva en conflicto, y reiteró la importancia de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán, añadió la Casa Blanca.

Biden y Xi tenían previsto reunirse al día siguiente en la cumbre del Grupo de los 20 en Bali.

En la apertura de la reunión de Asia Oriental, el primer ministro de Camboya, Hun Sen, pidió unidad y señaló que las tensiones globales del momento se han cobrado un precio en todas partes.

Sin identificar a ningún país por su nombre, Hun Sen dijo que esperaba que los líderes aceptaran un “espíritu de comunidad al apoyar un multilateralismo abierto e inclusivo, pragmatismo y respeto mutuo al abordar los desafíos existenciales y estratégicos que enfrentamos todos”.

“Muchos desafíos y tensiones actuales han socavado nuestros peleados esfuerzos pasados para fomentar un desarrollo sostenible y causan grandes penurias en la vida de la gente”, añadió.

A las reuniones también asistían los jefes de gobierno de Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Japón y otros.

____

Rising informó desde Bangkok