Líderes chinos prometen flexibilizar restricciones COVID

Gente con cubrebocas en un parque público que se ordenó cerrar como parte de los controles contra el COVID-19 en Beijing, el jueves 10 de noviembre de 2022. (Foto AP/Andy Wong) (ASSOCIATED PRESS)

BEIJING (AP) — Los líderes chinos prometieron el jueves suavizar la cuarentena y otras políticas antivirus después de que la frustración pública se convirtió en protestas, pero advirtieron que se apegarán a una estrategia dura de “cero COVID” que ha confinado a millones de personas en sus hogares y ha afectado la economía.

El gobierno del presidente Xi Jinping está aplicando algunas de las restricciones antivirus más extremas del mundo pese a los altos costos, mientras que otros países flexibilizan los viajes y otras restricciones. El gobierno no ha dado indicaciones de cuándo podría aliviar los controles que han cerrado Shanghái y otras ciudades importantes durante semanas para encontrar y aislar a todas las personas infectadas.

El Comité Permanente de siete miembros del gobernante Partido Comunista dijo que “se adherirá inquebrantablemente” a la política “cero COVID”, pero prometió hacerlo menos disruptivo. Indicó que se aprobaron 20 cambios, incluidos la cuarentena, las pruebas y el tratamiento, pero no dio detalles. El partido prometió liberar a las “personas varadas” que han estado en cuarentena o bloqueadas durante semanas para que no puedan salir de las ciudades donde hay casos.

“Protegeremos la vida y la salud de las personas en la mayor medida y minimizaremos el impacto de la epidemia en el desarrollo económico y social”, dijeron los líderes del partido en un comunicado.

Tras un nuevo aumento en los casos, un número creciente de áreas está cerrando negocios e imponiendo restricciones al movimiento. Videos que circulan en las redes sociales muestran a personas en algunas áreas protestando o peleando con la policía y los trabajadores de la salud.

El jueves, la Comisión Nacional de Salud informó que se habían encontrado 1.133 nuevos casos en las 24 horas anteriores, incluidos 500 en el centro comercial del sur de Guangzhou, el último punto crítico. Además, dijo que las pruebas encontraron que 7.691 personas estaban infectadas sin mostrar síntomas.